Herrera Ahuad gestionó recursos y financiamiento para Misiones

El gobernador pidió a funcionarios nacionales destrabar importaciones de insumos para empresas misioneras, asegurar el Ahora Canasta y apurar diferentes obras

Herrera Ahuad gestionó recursos y financiamiento para Misiones

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, realizó ayer una serie de gestiones ante el  jefe de Gabinete, Juan Manzur, y otros funcionarios del gobierno nacional, con tres objetivos básicos: destrabar las importaciones de insumos que necesitan dos empresas misioneras para seguir produciendo, asegurar el financiamiento nacional del programa Ahora Canasta, de descuentos en comestibles, y apurar distintas obras de infraestructura vial y de distribución de agua potable financiadas con recursos nacionales.

Con esos objetivos en su agenda, Herrera Ahuad mantuvo ayer por la tarde una reunión con el flamante secretario de Producción, José Ignacio de Mendiguren, que reemplazó a Daniel Scioli a partir de la llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía de la Nación.

“Dialogamos sobre la difícil situación que atraviesan en este momento dos firmas misioneras  (en alusión a Sudamérica Embalajes y Bolsaplast) que tienen dificultades para importar insumos para su proceso productivo y De Mendiguren se comprometió a resolver este inconveniente en el corto plazo”, explicó a El Territorio el gobernador Herrera Ahuad.

Ahora Canasta

El gobernador misionero también explicó que dialogó con el nuevo funcionario sobre el próximo lanzamiento del programa de descuentos para alimentos llamado Ahora Canasta, que comenzará a regir el próximo lunes en la provincia con la devolución del 17% por las compras de comestibles que se paguen con tarjeta de débito.

“Este programa está financiado por el Fondep y con los recientes cambios en el gabinete nacional, estamos aguardando la designación de nuevas autoridades en este Fondo Fiduciario Público”, señaló en referencia a ello Herrera Ahuad.

Por su parte, De Mendiguren señaló a este diario: “Con Misiones estamos articulando una agenda amplia de temas que incluyen varias líneas de financiamiento, trabajo directo con los sectores productivos y las empresas de esa provincia como así también un fuerte impulso a los parques industriales misioneros”.

Como el gobierno misionero ya había acordado con Scioli, antecesor de De Mendiguren, una serie de líneas de financiamiento para secaderos de empresas madereras y para el polo oleoquímico de citronella en El Soberbio, en la reunión de ayer el gobernador repasó estas cuestiones con el nuevo titular del área.

“El primer programa contempla créditos a tasas subsidiadas para que los aserraderos de la provincia de Misiones puedan construir secaderos en sus establecimientos que les permitan acelerar el proceso de producción y el segundo está referido a la concreción de ayudas para la generación de un polo oleoquímico de desarrollo en base a la citronella, que es requerida no sólo por su capacidad para repeler insectos, sino que también crece en diversos usos terapéuticos, como aceites esenciales y aromatizantes”, explicó el gobernador.

La siempre pendiente reglamentación del artículo 10 de la Ley Pyme -que es casi un traje a medida para el desarrollo de los emprendimientos productivos radicados en la frontera que Misiones comparte con Brasil y Paraguay y que si se concretara podría significar un alivio fiscal más que importante para esos sectores- también figuró en la mesa de trabajo que compartieron ayer De Mendiguren y Herrera Ahuad.

Un artículo clave para Misiones

Antes de concurrir a esa reunión, el gobernador formó parte del ciclo ‘Democracia y Desarrollo’, unas jornadas de análisis de la situación de la agroindustria nacional que se realizaron en el auditorio del Museo Malba, de Buenos Aires, organizadas por el Grupo Clarín.

El gobernador misionero compartió el panel de debate con su par de Entre Ríos, Gustavo Bordet, con el flamante secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, con el diputado Ricardo Buryaile, que preside la comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados de la Nación, y con el director del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, Manuel Otero.

En esa ocasión, el gobernador  Herrera Ahuad reiteró ante una platea nutrida de funcionarios nacionales, entidades empresariales y empresarios de todo el país, la necesidad de lograr la reglamentación del artículo 10 de la Ley Pyme, “que hace tanto tiempo venimos pidiendo los misioneros a los sucesivos gobiernos nacionales”.

En esa ocasión, el mandatario explicó las asimetrías productivas que soporta el trabajo que se ejecuta en la tierra colorada por estar ubicada lejos del puerto porteño, sin el servicio de gas natural, con un combustible más caro que el que se paga en el resto del país y soportando medidas económicas “que se toman pensando sólo en la zona centro del país”.

Y en esa dirección habló de la “reglamentación del artículo 10 de la Ley Pyme, que podría ser una herramienta de ese gesto patriótico que comprenda las particularidades que atraviesan la actividad productiva radicada en Misiones, rodeada de fronteras y con un número creciente de pequeños productores y pymes que necesitan un conjunto de ayudas, que desde hace años venimos pidiendo”.

En este punto, Herrera Ahuad evitó referirse a un gobierno nacional en particular y dijo: “Estoy hablando de todos los que condujeron el país desde el nacimiento mismo de nuestra Patria, es decir de la cadena de gobernantes que tuvimos desde la Revolución de Mayo en adelante”.

“Por eso, cada vez que nos tocó como gobernantes de Misiones sentarnos en la discusión sobre el precio de la yerba mate, vemos que a veces esta realidad no se comprende cuando se vive lejos de Misiones. Tenemos 12.500 productores de este cultivo que necesitan ser escuchados”, manifestó. 

El Territorio.

About Post Author