En Misiones bajó 30% la venta de insumos de construcción y sigue el faltante

Es la caída promedio registrada durante marzo respecto de enero, según explicaron diversos corralones. No se consiguen hierros ni alambres. Poco stock de cemento
Bajó 30% la venta de insumos de construcción y sigue el faltante

Desde hace meses hay faltante de hierro en los corralones. / Foto: Marcelo RodríguezPor Emmanuel  López del Valleemmanuellopezdelvalle@gmail.com

La pandemia del Covid-19 generó en buena parte del año pasado un boom en la demanda de materiales de construcción, destinados para arreglos o ampliación de los hogares. Con el retorno paulatino a la nueva normalidad, la cantidad de pedidos disminuyó. Según consignaron referentes de corralones de Posadas, la baja se produjo entre febrero y marzo y promedió entre el 15% y 30% dependiendo del local. Comerciantes atribuyen que esta situación se produjo ante el contexto de regreso a clases, que requirió una mayor inversión en útiles y equipamiento tecnológico, clave para la etapa escolar.
Esta tendencia de baja en la compra se reflejó en el último informe de febrero del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), que señaló que el Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (Isac) que incluye la demanda de insumos, se ubicó en 162 puntos. Si bien el número es superior al registrado en el mismo mes del año pasado (que fue de 132), fue disminuyendo progresivamente desde noviembre, cuando llegó a su pico en 190 puntos. Desde la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) en Misiones atribuyen a un reacomodamiento en los precios y a la estacionalidad de la actividad que, entre enero y febrero, merma. En tanto, el Índice Construya (IC) que releva mensualmente el Grupo Construya arrojó que la venta de materiales en marzo cayó 5,12% en promedio comparado con febrero.
Sin embargo, a más de un año de declarada la pandemia, un problema persiste: el faltante de materiales. A pesar de la demanda escasa, hay poco stock de hierros y cemento. Dependiendo del caso, no se consigue directamente; igual panorama ocurre con los tejidos y alambres, que desde hace un mes no se comercializan. Respecto de los turnos para la reposición, sostienen que se normalizó y que los plazos de entrega no superan el mes, cuando en los meses de la cuarentena más estricta y el pico de la primera ola provocó demoras de hasta tres meses.


Merma en la demanda
Marzo terminó con un balance negativo para el sector de venta de materiales de la construcción, con merma en la demanda de hasta el 30% según el caso.
Al respecto Luis Gottschalk, del corralón Don Emilio, precisó a El Territorio que “marzo estuvo muy flojo, con una caída muy grande en las ventas de un 25 a 30 por ciento en la venta de materiales, una baja drástica si comparamos con los mismos meses del año pasado”. La incertidumbre ante un nuevo retroceso en las actividades, que se hizo eco a lo largo de marzo, incidió en el caudal de ventas, priorizando el ahorro por sobre la inversión, apuntó.
Señaló que la poca compra afectó a todos los artículos por igual. Y en el medio, se registró un aumento del 5% en los valores.
Por su parte Hernán Barrios, propietario de H&M ferretería y corralón, coincidió y aseguró que la disminución en las ventas en marzo fue del 30% en la comparación intermensual. “En febrero la compra se mantuvo, y en marzo se notó una fuerte caída, en la que prácticamente algunos insumos como las aberturas se dejaron de vender”, detalló.
Calificó a marzo como un mes negativo y atribuyó a los rumores respecto de mayores restricciones, además del regreso a clases.
Mauricio Fontinovi, dueño de corralón Gabriel, explicó que en su caso la disminución en las ventas fue del 15%. “Se notó una variación en el caudal de ventas, teniendo en cuenta que todo el 2020 fue un año con muchísima demanda y pedidos, que generó un faltante importante, por el auge de la construcción. Ahora el panorama se normalizó, y por eso la baja”, dijo en declaraciones con este medio.
Similar panorama se repite en Jardín América. Desde Ferramat, casa destinada a la venta de materiales de construcción, los pedidos disminuyeron un 40% entre diciembre y marzo.


Faltante que continúa y preocupa
Una postal de la pandemia fue la escasez de materiales y la demora de meses en la reposición de los insumos para la construcción. Un año después, hay poco stock y está disponible ante la baja demanda. Hay otros productos que no se consiguen, como los alambres y tejidos; en el caso del hierro, cerámica y cemento, los insumos son escasos. Sin embargo, se normalizaron los turnos para la reposición de los materiales que, en el último cuatrimestre del 2020, eran difíciles de conseguir.
Gottschalk mencionó que “cemento hay poco pero se consigue porque hoy hay turnos disponibles para la reposición, que antes había que hacerlo con mucho tiempo de anticipación, pidiendo un preturno. Ahora ya no”. Luego, precisó que “lo que es hierro, prácticamente no hay, y lo mismo con las cerámicas. Lo mismo ocurre con los clavos y tejidos. Lo que es alambres, hace tiempo es imposible conseguir”. En estos casos, “sólo se adquieren los pedidos y medidas disponibles, y no lo que uno solicita”, aclaró.
Fontinovi, en tanto, recalcó que el faltante de materiales es un problema constante desde marzo de 2020. “Pintura y cemento es algo de difícil reposición, no se normalizó del todo pero sí hay turnos para reabastecerse. Y lo que es hierro y clavos, prácticamente desapareció del mercado y no se consigue”, aseveró.
Juan Eingel, dueño de Fábrica de Alambre, Tejidos y Premoldeados Jardín contó que la venta disminuyó 40%. Además precisó que hay faltante en hierro y alambre. “Cuando falta hierro no se puede fabricar y por ende hay ventas que se pierden al no conseguir la materia prima”, mencionó.
Además remarcó que hubo faltante de alambre durante cinco meses. “Hace diez días recibimos alambre de una fábrica de Córdoba, tuvimos que salir a buscar a otras provincias porque no conseguíamos y hay que conseguir para trabajar”, indicó.

Expectativas por más obras
Nicolás Dei Castelli, representante de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) en Misiones, recordó que a nivel país hay alrededor de 300.000 empleos formales del sector, y en la tierra colorada superan los 6.000 puestos. “Estamos con muchas expectativas por la aplicación de obras de viviendas que lanzó Nación para el país e incluye a la provincia, que harán que crezcan los empleos formales en la actividad. Hay un promedio de 6.000 empleos, que muchos dependen de la obra pública que desde Misiones se mantuvo mucho”, añadió.
Tras el receso vacacional durante diciembre y enero, Dei Castelli señaló que “desde febrero se nota mucho más movimiento en las obras del sector privado”.