Paso Irigoyen- Cerqueira: empresaria de la zona fue la primera en ingresar a la Argentina y destacó que la entrada fue «rápida y tranquila»

Al igual que Argentina, Brasil exige un PCR negativo, la realización de un test rápido en frontera, certificado de vacunación y declaración jurada para ingresar a su territorio. Los argentinos pueden circular hasta Dionisio Cerqueira y Barracón. Desde el sector ahora aguardan con expectativas más flexibilizaciones a partir de noviembre.

Este martes se habilitó el cruce fronterizo entre las ciudades de Bernardo de Irigoyen y Dionisio Cerqueira.  Talita Casagrande fue la primera ciudadana en ingresar a la Argentina en horas de la mañana, la mujer residente en Argentina es una empresaria de la región y colabora constantemente con el sector comercial.

La ciudadana contó que fue un ingreso “rápido y tranquilo en el que debió presentar como requisitos lo solicitado por las autoridades argentinas. “Me pidieron el test del PCR, con 72 horas, la declaración jurada también, las dos vacunas y también hice el test nuevamente para poder ingresar”.

En referencia al PCR, Casagrande explicó que el mismo tiene un valor de 110 reales y que puede significar un obstáculo para la circulación continua.  “Si yo voy a Brasil o vengo a la Argentina con cinco personas no compensa el viaje, es muy costoso porque eso vale solo 24 horas. Entonces por lo que hablamos hoy, nuestros intendentes están articulando para que eso no se cobre, pero tenemos que esperar” expresó.

Por otra parte, la ciudadana cuestionó que la Declaración Jurada que deben completar los interesados en ingresar a la Argentina está confeccionada en español. “La declaración jurada es todo en español y también es un poco compleja para hacer entonces yo que soy argentina tuve un poco de dificultad para hacer, y con certeza las personas brasileñas que tienen que hacerla o que son de otros países van a tener dificultades para hacerlo también” señaló y se mostró esperanzada que a partir del 1ro de noviembre, se flexibilicen las medidas tal como lo adelantaron las autoridades nacionales.

Por otro lado, el intendente de la localidad de Bernardo De Irigoyen; Guillermo Fernández celebró la reapertura y manifestó a Misiones Online, que, a partir de la misma, desde el sector se incrementan las expectativas con vistas al 1ero de noviembre.

Primera en ingresar a Irigoyen
Talita Casagrande fue la primera en ingresar por el paso fronterizo en Irigoyen.

“La expectativa es muy grande, todo el mundo estuvo arreglando su comercio, cargando las góndolas, el sueño ya se hizo realidad, ya se abrió la aduana. Esperamos que a partir del 1ero de noviembre haya más medidas que flexibilicen un poco más y que empiecen a ingresar más brasileños”. En ese sentido especificó que “es medio difícil que vengan a comprar algo de poco valor, si tienen que pagar un PCR, que le cuesta muy caro”.

Asimismo, sobre las asimetrías el jefe comunal añadió. “En Irigoyen, esta todo más barato así que hay mucha diferencia en las mercaderías, en el combustible, así que tenemos la certeza de que ellos van a venir a comprar, de esa manera necesitamos que esto se siga flexibilizando para que ahora en noviembre podamos ya tener flexibilización que nos permita entrar con un carnet de vacunación que ojalá así sea” agregó.

Para el ingreso a la Argentina los requisitos son los mismos, con la diferencia de que los turistas brasileños podrán circular por todo el territorio argentino con un límite máximo de 90 días. “Los dos países se está pidiendo el PCR por ahora, por ahí para nosotros es TVF nomas, el argentino puede ir solo a Dionisio y Barracón no puede cruzar más de ahí, el brasileño si el que tenga PCR puede venir y recorrer toda la Argentina por 90 días. Creo que lo importante era abrir la frontera y ahí seguramente el gobernador junto a todos los profesionales de la Salud, van a estar en contacto con Nación, y como decía el presidente, a partir del 1ero de noviembre vamos a tener otras medidas más flexibles” finalizó.

Anuncios nacionales

La directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano había adelantado que a partir del 1 de noviembre se eliminará el test de antígeno obligatorio para ingresar a la Argentina.

“A partir de ese día van a poder ingresar personas de cualquiera parte del mundo sin cupo, pero siempre respetando el esquema completo de vacunación”, añadió la funcionaria en conferencia de prensa.