La obra para la solución definitiva del abastecimiento de agua potable en Puerto Iguazú ya alcanzó el 80% de avance

La obra se construye sobre el Río Paraná para un nuevo sistema de Provisión de agua potable para la ciudad de Puerto Iguazú. Este nuevo sistema estará indemne de las actuales fluctuaciones del Río Iguazú, ya que el caudal del Río Paraná es muy superior y en condiciones críticas la nueva toma funcionará perfectamente. Actualmente, el avance de la obra es del 80%.

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuadvisitó en el mes de abril la localidad de Puerto Iguazú, donde, además de participar de una nueva edición del Programa de Asistencia Solidaria (PAS), entregó dos camiones cisternas para llevar agua potable y una primera tanda de tanques para reservorios de agua en los domicilios particulares.

En este entonces, Herrera Ahuad había informado que ya estaban en proceso licitatorio las obras para ampliar la toma de agua que la ciudad tiene ubicada a orillas del arroyo Mbocaty y otra que mejorará la toma ubicada sobre el río Iguazú, la que históricamente sufre problemas cada vez que en Brasil, se cierran las compuertas de la represa Itaipú, que comparte con Paraguay.

“Estimamos que para septiembre, octubre ya va estar concluida la planta del río Parraná más todo lo que es la otra obra complementaria. Mientras nosotros vamos trabajando en las cuestiones de fondo, vamos dando soluciones de forma. Estas soluciones de forma tienen que ver con incrementar o ampliar la provisión de agua segura”, destacó Herrera Ahuad durante la entrega de los camiones cisternas y los tanques.

Puerto Iguazú se encuentra atravesando una grave crisis hídrica, el caudal del río debería encontrarse entre 11  y 15 metros, hoy se encuentra entre 2 y 3 metros. Es una altura realmente alarmante que hace que la maquinaria hidríca funcione a sólo el 40% de su capacidad, por lo cual hoy los iguazúenses llevan días sin poder acceder a agua potable.