Finalizó la obligatoriedad del uso del barbijo

Para el Ministerio de Salud de la Nación, la baja de casos, el alto nivel de vacunación y el bajo porcentaje de uso de camas UTI hace posible la eliminación de esta medida simbólica de la pandemia.

A través de la Resolución N° 1849/2022 el Ministerio de Salud de la Nación le quitó la obligatoriedad al uso del barbijo en cualquier ámbito. Esto, recomendando mantener las demás medidas de seguridad sanitarias que se implementaron en el marco de la pandemia del coronavirus. «Establécese el carácter no obligatorio del uso del barbijo», reza el primer artículo de la medida que está fundada, entre otras cosas, en la baja de casos y en la vacunación masiva.

En el artículo siguiente del mismo documento, que fue publicado este miércoles en el Boletín Oficial de la Nación, se indica que «sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 1°, se continúa recomendando medidas de prevención general, tales como: el uso adecuado del barbijo en espacios interiores, incluyendo los ámbitos laborales, educativos, sociales y el transporte público; asegurar la ventilación de los ambientes; mantener la higiene adecuada y frecuente de manos; ante presencia de síntomas evitar el contacto con otras personas, no acudir a actividades laborales, sociales, educativas, lugares públicos y evitar el uso de transporte».

A continuación de esto se plantea también que «cada Jurisdicción podrá adoptar las recomendaciones pertinentes en función de su situación epidemiológica particular y la estrategia sanitaria planificada».

La mediad del uso obligatorio del barbijo se instauró en marzo del 2020, apenas junto a la declaración de la pandemia. Si bien en el transcurso del corriente año varias provincias fueron modificando su obligatoridad y limitnado su uso a casos determinados, el Gobierno Nacional nunca había avanzado con modificaciones al respecto. Ahora, directamente, elimina su condición de obligatorio.

Lo hace argumentando que «el impacto de COVID-19 en 2022, se da en el marco de una población con altas coberturas de vacunación» y agregando que «actualmente, luego de un nuevo período de aumento de casos, de menor envergadura que los anteriores, se evidencia un período de descenso sostenido de casos».

También se sostiene, desde el Ministerio de Salud de la Nación, que «a partir del avance de las coberturas de vacunación, se ha logrado disminuir de manera considerable la incidencia de enfermedad grave y la mortalidad por COVID-19, independientemente de la variante circulante». También se indica que la Campaña Nacional de Vacunación, hasta el 6 de septiembre de 2022, «alcanzó una cobertura del 82,5% en población general y 81,7 % en mayores de 3 años con dos (2) dosis de vacuna, y de 46,7 % en población general y 73,5% en mayores de 60 años con el primer refuerzo».

Sobre la ocupación de camas de terapia intensiva por COVID-19, se dice desde Nación que todas las provincias se ubican por debajo del 75% de ocupación y la cantidad de pacientes en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) reportados por las jurisdicciones presenta un leve descenso en las últimas 4 semanas.

Por último, se indica que «en esta nueva etapa de la pandemia se puede afirmar que el SARS-CoV-2 es un virus de circulación estacional y, además, que la inmunidad natural y/o por la vacuna no garantiza su eliminación, por lo tanto se pueden presentar situaciones particulares donde sea necesario establecer el uso de barbijo».

About Post Author