Alberto Fernández deja a un costado el escándalo de Olivos y sale a recorrer el país para fortalecer la campaña del oficialismo

Esta semana el Presidente visitará tres provincias junto a algunos de sus ministros. Su rol en la antesala de las PASO y las actividades que encabezará en tono electoral

Alberto Fernández junto al gobernador de San Juan, Sergio Uñac, en la recorrida por las zonas dañadas en enero de este añoAlberto Fernández junto al gobernador de San Juan, Sergio Uñac, en la recorrida por las zonas dañadas en enero de este año

“Tema cerrado”, repiten en el Gobierno sobre el escándalo que desató la foto del cumpleaños de Fabiola Yáñez en la Quinta de Olivos. No solo consideran que no habrá más capítulos de la novela presidencial, sino también que las imágenes no les van a ocasionar problemas en las elecciones legislativas.

En la Casa Rosada están convencidos que no habrá impacto en las urnas en el momento que se lleven adelante las PASO y que el tema quedará atrás con el paso de los días. El Presidente ya pidió disculpas. No hay nada más que hacer, sostienen puertas adentro de Balcarce 50.

Este lunes se efectivizará ese objetivo del oficialismo de dejar a un costado el escándalo de Olivos. Alberto Fernández ocupará un lugar central en la campaña electoral del Frente de Todos durante los próximos cinco días. Comenzará un recorrido por el interior del país con la voluntad de manifestarle a la sociedad los motivos por los que deben votar al Frente de Todos.

Hoy, a las 11:30, viajará a San Juan junto a una comitiva integrada por el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro; el ministro de Producción, Matías Kulfas; el ministro de Hábitat, Jorge Ferraresi, el secretario presidencial, Julio Vitobello y el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi.Alberto Fernández se va a poner al frente de la campaña electoral del oficialismoAlberto Fernández se va a poner al frente de la campaña electoral del oficialismo

Van a recorrer, con el gobernador sanjuanino Sergio Uñac, las obras de 800 viviendas que están en marcha en la zona donde, como consecuencia de un sismo de 6,4 grados de magnitud, se derrumbaron varias viviendas en enero de este año. La recorrida será por los Barrios Sierras de Marquesado e Ingeniero Céspedes. En ese momento el Presidente estuvo en el asentamiento Pellegrini (departamento Rivadavia), una de las zonas más afectadas por el sismo y anunció la construcción de viviendas con un aporte del Estado nacional a través del Programa Casa Propia. Además, visitará la fábrica textil Vesuvio, de la firma internacional Lacoste, donde según informaron fuentes del gobierno nacional, la empresa elabora unas 400 mil unidades por año, y genera 276 puestos de trabajo directo y 250 empleos indirectos.

El miércoles viajará a Catamarca con una nueva comitiva. En esa oportunidad el viaje será por la tarde. Visitará obras en marcha y participará del acto por el Bicentenario de la autonomía de Catamarca, que será a las 19 en la Plaza 25 de Mayo.

Por último desembarcará el viernes en La Pampa con una agenda similar. Las tres provincias que visita esta semana son gobernadas por el peronismo y por gobernadores que tienen un vinculo fluido con la Casa Rosada: Sergio Uñac (San Juan), Raúl Jalil (Catamarca) y Sergio Ziliotto (La Pampa). Es el primer paso de una gira que tiene como objetivo mejorar la performance del oficialismo en las PASO.El viernes el Presidente será recibido por el gobernador pampeano Sergio ZiliottoEl viernes el Presidente será recibido por el gobernador pampeano Sergio Ziliotto

Durante estas visitas Fernández concretará dos de los lineamientos que están escritos en la hoja de ruta electoral del Frente de Todos: que la primera línea del Gobierno estará al frente de la campaña y que las obras públicas, sea una inauguración o una recorrida para visualizar los avances, estarán muy presentes en la agenda política.

En el oficialismo consideran que la obra pública es el resorte principal de la reactivación económica. Por eso el ministerio que conduce Gabriel Katopodis jugará un rol central en la campaña de las PASO y de las elecciones generales. Es, además, un tema que le permite al Gobierno empezar a transitar la etapa de pospandemia.

Fernández recorrerá todas las semanas una provincia distinta. Tiene entre sus objetivos fortalecer la relación con el electorado. “Alberto se juega a recomponer su vínculo con la gente después de todo lo que pasó. Entiende que cada minuto que se hable de lo que sucedió con la foto es tiempo perdido”, aseguró un dirigente que lo suele frecuentar.

Hará hincapié en la reactivación económica y en los avances del plan de vacunación, que le permitieron flexibilizar las actividades comerciales, deportivas y sociales en las últimas semanas. En definitiva, eso es lo que más le importa a la gente y lo que modifica el humor social.La principal preocupación sanitaria que tiene el Gobierno es el impacto de la variante Delta en las próximas semanas (EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)
La principal preocupación sanitaria que tiene el Gobierno es el impacto de la variante Delta en las próximas semanas (EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)

En el Gobierno están convencidos que lo peor de la pandemia ya pasó y que lo que viene es un camino de salida en el que lo importante será “ponerle plata en el bolsillo a la gente”. Saben que el factor económico será clave en la elección de noviembre y determinante para poder generar un nuevo impulso en la gestión.

El único temor pasa por el impacto de la variante Delta. Es la gran incógnita sanitaria que tienen en el corazón de la Casa Rosada. Si lograr sortear esa complicación, la luz al final del túnel, como suele decir el Jefe de Estado, estará más cerca y, en consecuencia, el gobierno nacional podrá redireccionar su agenda de trabajo y gestión, alejándose de coronavirus y la pandemia.

En el entorno del Presidente hablan de la utilización de “una agenda positiva” que incluya las aperturas de actividades, las vacunas y un puñado de medidas para mejorar el poder adquisitivo de los sectores más vulnerables y castigados por la pandemia.