Otra familia de Eldorado asegura que fue rechazada por la jueza Corina Jones para continuar con los trámites de adopción de un pequeño de 2 años

Otra familia de Eldorado asegura que fue rechazada por la jueza Corina Jones para continuar con los trámites de adopción de un pequeño de 2 años

Otro caso de una adopción truncada en el Juzgado de Primera Instancia de Familia y Violencia Familiar N°1 de Eldorado tiene en vilo a una familia. Se trata de un pequeño de 1 año y medio que quiere ser adoptado por Karina Cabaña y su esposo Pedro Silva, quienes presentaron la solicitud de guarda con fines de adopción a la jueza Corina Jones

El pequeño de casi 2 años es de Eldorado y desde que nació su familia biológica decidió darlo en adopción. Mariana y su esposo, son amigos de los padres del niño y apenas supieron esto quisieron adoptarlo. “Solicitamos la guarda con fines de adopción, estamos inscriptos en el registro de adoptantes y queremos la adopción. No podemos estar viviendo con una cuestión que  es totalmente irracional de querer sacarnos a nuestro hijo”, expresó Karina Cabaña. 

“Somos amigos de la familia biológica y la mamá nos había dado a él como padrinos desde su embarazo. Pero no tenía idea que iba a nacer con problemas en su salud y es por eso que teniendo otros cuatro chicos ella decide darlo en adopción. Nosotros nos postulamos en el registro de adoptantes y estamos acompañándolo a todas las consultas que debe hacer y lo llevamos con los especialista que lo tratan”, explicó Karina Cabaña.adopción

La familia presentó todos los papeles para conseguir la adopción permanente

El pequeño de 1 año y 11 meses nació con ambas caderas luxadas, con rotura de fémur y pie de bot por lo que tuvo que ser operado para poder ubicar sus caderas en su lugar, volver a unir el fémur y corregir el pie de bot. Conseguir esto demandó meses de tratamientos y consultas a distintos especialistas. 

“Después de un tiempo la mamá biológica no pudo seguir acompañándolo porque teníamos que hacer viajes a Posadas, porque en Eldorado no hay traumatólogo infantil y el requería de un especialista. Entonces fuimos al juzgado de familia y nos dio una autorización para que nosotros lo llevemos a todas las consultas y que luego se vaya a su hogar biológico”, comentó sobre los primeros meses que esta familia decidió acompañar al pequeño. 

Los primeros tratamientos que recibió el niño no tuvieron éxito y debieron recurrir a una compleja cirugía con una recuperación con yeso durante 6 meses. “El doctor decidió hacerle una operación que se realizó en Posadas y otra vez pedimos autorización al juzgado de Eldorado y también autorizo a la mamá biológica. Desde ese día estamos acompañándolo desde marzo del 2019, junto con su familia biológica y desde septiembre de 2019 que se operó y quedó a nuestro cuidado”, indicó Karina. 

El pequeño necesitará de cuidados especiales durante muchos años, ya que la recuperación es compleja y su familia biológica no se siente preparada para poder afrontar esta situación. Por eso recurrieron a la adopción, la cual buscan conseguir hace meses Karina y Pedro, junto a sus otras dos hijas. 

“Solicitamos la guarda con fines de adopción, estamos inscriptos en el registro de adoptantes y queremos la adopción. No podemos estar viviendo con una cuestión que  es totalmente irracional de querer sacarnos a nuestro hijo”, expresó. 

La familia biológica del niño estuvo desde el principio de acuerdo con la adopción y ellos están al tanto de todo el tratamiento médico que recibe, de como va evolucionando.

En noviembre de este año, la jueza de menores Corina Jones informó a los padres adoptantes que el niño sería retirado del hogar y pasarían a ser una familia solidaria, es decir que perderían la posibilidad de conseguir la adopción permanente. 

“Nos citaron en el juzgado de familia y nos dijeron que nos iban a sacar al bebé, que nos querían rotular como familia solidaria pero en ningún momento nos posicionamos así. Somos familia con guarda con fines de adopción, es nuestro hijo y lo estamos acompañando en toda su rehabilitación, está con kinesiología, siempre  lo llevamos a todas partes. Para nuestras hijas él es su hermanito, para cada uno de los integrantes de la familia es su nieto, su sobrino, su primo”. 

La situación angustiante que vivieron fue días antes que se conozca el caso de otra niña de Eldorado que fue arrancada violentamente de los brazos de sus padres de guarda. “Cuando nos enteramos de lo que sucedió, la forma en cómo se trató a esa criatura, que la forcejearon de un lado para otro, nos conmovió muchísimo, nos puso muy mal y decidimos solidarizarnos con la familia”, contó Karina. 

Los padres biológicos del niño quieren que la adopción se concrete para Karina y Pedro, porque ambos estuvieron desde su nacimiento y se encargaron de los cuidados médicos que debía recibir. A la espera de la agilización de la adopción desde el juzgado de Eldorado, las decisiones que podría tomar Corina Jones preocupa a la familia. 

About Post Author