Sergio Massa almuerza hoy con la UIA: los principales pedidos de los industriales para evitar que la actividad siga cayendo

El ministro de Economía asistirá a la sede de la central industrial para llevar tranquilidad sobre la disponibilidad de dólares. Suba de tasas y Presupuesto 2023, otros temas en la agenda

El ministro de Economía, Sergio Massa, se reunirá hoy con la cúpula de la UIA presidida por Daniel Funes de RiojaEl ministro de Economía, Sergio Massa, se reunirá hoy con la cúpula de la UIA presidida por Daniel Funes de Rioja

Si bien la llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía generó en los empresarios una renovación de expectativas respecto de lo que había sucedido durante julio a partir de la salida de Martín Guzmán, los problemas macroeconómicos -que no se resuelven por arte de magia ni en dos meses- siguen atentando contra el crecimiento económico. El escenario que comenzó a visualizarse en el séptimo mes del año, con una caída de la actividad industrial de 1,2% en la medición desestacionalizada, tiene altas posibilidades de sostenerse en los meses que restan hasta fin de año, si persiste la falta de dólares para destinar a la importación de maquinaria e insumos. Y el panorama para el año próximo no se prevé más alentador.

En este contexto, en el que -según la última encuesta de la UIA realizada en julio- el 74% de las firmas tuvieron dificultades para abastecerse de insumos y un 70% para pagar importaciones; un 32% frenó parte de sus operaciones y otro 46% considera probable tener que hacerlo en el futuro cercano, el titular de Economía almorzará hoy con el comité ejecutivo de la UIA con el objetivo de dar respuestas a algunos de estos interrogantes y llevarles tranquilidad.

De todas maneras, el clima en la institución que preside Daniel Funes de Rioja es de gran preocupación, ya que la problemática es tan compleja que “no se resuelve poniendo parches”, se sinceró uno de sus directivos. Si bien valoran los logros de Massa en los Estados Unidos y confían en su capacidad política, remarcan que la inflación está descontrolada y que en el actual contexto es muy difícil reducir la brecha cambiaria. Es clave el proceso de acumulación de reservas, que comenzó a generarse a partir del “dólar soja”, pero todavía no es suficiente para generar estabilidad, aseguran los dirigentes industriales. Hoy los productores que vendieron la oleaginosa con el tipo de cambio diferencial se están dolarizando; nadie deja los pesos en las cuentas a la vista, aunque se ajusten por la variación del tipo de cambio oficial. De hecho, el contado con liqui cerró ayer en $305, mientras que el blue se mantuvo estable en $287.

El clima en la institución que preside Daniel Funes de Rioja es de gran preocupación, ya que la problemática es tan compleja que “no se resuelve poniendo parches”, se sinceró uno de sus directivos

“Lo más importante es que nos consigan los dólares para producir”, insisten en la UIA, cuando se les consulta sobre la agenda a debatir con Massa. El pedido no es nuevo, sino que data ya de varios meses, pero en lugar de que la situación vaya mejorando, empeora con las semanas. Si bien no trascendieron casos de fábricas completamente paradas por falta de insumos, ya son varias las que tuvieron que frenar algunas líneas por quedarse sin stock de insumos importados. Otro industrial agregó: “Ya faltan insumos en muchos sectores y muchos no pueden pagar porque no consiguen el financiamiento a 180 días. Por ende, hay sectores que se están resintiendo, y el arrastre que quedará para el año próximo va a ser bajo”.

En el Centro de Estudios Económicos (CEU) todavía mantienen la estimación de 5% de crecimiento industrial, pero dependerá -aseguran los economistas- de lo que suceda en los próximos meses. Según los datos hasta julio del Indec, la actividad manufacturera acumula un crecimiento de 5,8% en los primeros siete meses del año respecto del mismo período del año pasado, pero ya comenzó a manifestarse una retracción en la medición mensual que podría persistir.

“Las proyecciones son las que veníamos viendo. Los datos de julio muestran que todavía sigue creciendo un poco lo interanual, pero que con respecto al mes anterior se empieza a notar cierto aletargamiento. Y eso es producto de las condiciones externas, por las dificultades de llegar a tener insumos, desde el punto de vista de la oferta. Y desde la demanda, por el propio proceso inflacionario”, enfatizaron desde la UIA, al tiempo que agregaron que a partir de ahora, si no hay nuevas tensiones macro agregadas a las que ya hay, la actividad puede estar en un nivel más o menos similar con respecto al mes anterior, incluso llegando a decrecer. Y hay que ver el año que viene cuántas reservas puede hacerse el BCRA y cuánto margen hay para el propio crecimiento.

La industria acumuló un crecimiento de 5,8% en los primeros siete meses del año, pero en julio cayó 1,2% respecto de junio La industria acumuló un crecimiento de 5,8% en los primeros siete meses del año, pero en julio cayó 1,2% respecto de junio

Frente al ministro, los industriales insistirán en que “no es posible que no haya dólares para la producción y sigan entrando productos importados mediante cautelares, o lo mismo para bienes suntuarios”. La UIA evitará hacer mención al dólar turista, pero sí remarcará cuáles deberían ser las prioridades, con el fin de sostener la actividad y el empleo. “En calzado y textil sigue entrando mucho de afuera; tal vez son SIMIs viejas o empresas que han conseguido financiación a 180 días. La pregunta que nos hacemos todos ahora es si estarán los dólares oficiales cuando se vaya venciendo ese plazo, porque se viene haciendo una pelota”, planteó uno de los directivos de la UIA consultados.

Al respecto, fuentes del Banco Central (BCRA) afirmaron que son unos USD 5.200 millones que se lograron financiar y que no hay que pagar todo junto, sino que se fueron obteniendo desde marzo, por lo que los plazos de vencimiento son diversos. Por otro lado, en algunos casos ese financiamiento podrá prorrogarse, aclararon, mientras descartaban la imposibilidad de hacer frente a esos pagos.

Otro de los temas que plantearán algunos industriales es el encarecimiento del crédito a partir de la suba de tasas. “La industria no soporta estas tasas por mucho tiempo”, dijo un industrial de Santa Fe, que planteará hoy el tema ante el ministro. Saben los industriales que igualmente es algo inferior a la inflación proyectada y que el fisco ya no tiene margen para seguir otorgando créditos subsidiados, pero es una medida más que atenta contra el crecimiento.

El proyecto de Presupuesto 2023 también será otro de los temas a debatir en el encuentro de este mediodía. Los industriales quieren escuchar, de boca de Massa, cuál es el plan para lograr bajar la inflación al 60% y cómo hará para recomponer reservas y cumplir con las ambiciosas metas fiscales y monetarias que le impone el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

About Post Author