Incendios forestales en Salta: casi 4.000 hectáreas afectadas por el fuego en distintos puntos de la provincia

Unos 30 brigadistas del Servicio Nacional del Manejo del Fuego pusieron todos sus esfuerzos en controlar la situación en distintos puntos de los departamentos de San Martín y Orán, del norte salteño

El departamento de Orán es el más afectado, con cerca de 2.000 hectáreas dañadas en distintos puntos (Fernando Calzada)El departamento de Orán es el más afectado, con cerca de 2.000 hectáreas dañadas en distintos puntos (Fernando Calzada)

La provincia de Salta atraviesa un complejo momento debido a los fuertes incendios que afectan a unas 3.700 hectáreas que fueron alcanzadas por el fuego. Por esta razón, unos 30 brigadistas del Servicio Nacional del Manejo del Fuego pusieron todos sus esfuerzos en controlar la situación en distintos puntos de los departamentos de San Martín y Orán, del norte salteño.

El panorama parece complicado, ya que, según informa el subsecretario de Defensa Civil de Salta, Jorge Arce las condiciones meteorológicas de baja humedad, altas temperaturas y vientos cambiantes en la zona provocaron que “se activen muchísimos focos, sobre todo en los mencionados distritos.

Según confirmó el funcionario en declaraciones radiales, el departamento de Orán es el más afectado, con cerca de 2.000 hectáreas dañadas en distintos puntos. Por su parte, en San Martín se calculan que unas 1.700 hectáreas fueron afectadas por el fuego.

La dificultad de la situación llevó a que la Brigada Forestal, junto a cuarteles de bomberos voluntarios de la zona y de la Policía, agentes municipales y otros organismos trabajaran en las diversas áreas (Fernando Calzada)La dificultad de la situación llevó a que la Brigada Forestal, junto a cuarteles de bomberos voluntarios de la zona y de la Policía, agentes municipales y otros organismos trabajaran en las diversas áreas (Fernando Calzada)

La zona se encuentra bajo la observación y supervisión de la Subsecretaría de Defensa Civil de Salta, quien está a cargo de la coordinación del despliegue operativo en las tareas de relevamiento y sofocación en los incendios forestales que se registran en estas zonas.

La dificultad de la situación llevó a que la Brigada Forestal, junto a cuarteles de bomberos voluntarios de la zona y de la Policía, agentes municipales y otros organismos trabajaran en las diversas áreas para intentar controlar las llamas. Arce puntualizó que los brigadistas de Nación se enfocarán en el territorio bajo la coordinación de la Brigada Forestal de Salta.

Arce también detalló el equipo que se le solicitó al Gobierno Nacional para seguir adelante con el apagado de los incendios, la pieza fundamental será un avión hidrante.

En Salta no existe riesgo de personas o bienes, ya que el fuego está en una zona de yungas (Fernando Calzada)En Salta no existe riesgo de personas o bienes, ya que el fuego está en una zona de yungas (Fernando Calzada)

Para más tranquilidad, destacó que en Salta no existe riesgo de personas o bienes, ya que el fuego está en una zona de yungas, pero es una reserva importante para la provincia, por eso lucha para que no se expanda.

Al mismo tiempo se registraron focos ígneos activos en los municipios de Urundel, Salvador Mazza, Orán, Hipólito Yrigoyen, Colonia Santa Rosa, Aguaray, Embarcación, entre otros, por lo cual durante el fin de semana se reforzaron las tareas de mitigación y relevamiento. “Tenemos un incendio que está en la zona sur de Colonia Santa Rosa, cerca de Urundel, que está colindante con el límite con Jujuy, y que es peligroso, porque del lado jujeño, en la zona de Yuto y Caimancito, hay otro, de grandes dimensiones”, sostuvo el subsecretario.

Además, destacó que es sumamente necesario que estos dos incendios ‘no se unan’. Para ello ya se trabaja en conjunto con la provincia de Jujuy y el Servicio Nacional de Manejo de Fuego, para articular todos los medios disponibles en la zona.

Incendios forestales en Jujuy

Por otra parte, en la provincia vecina, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, afirmó que el incendio desatado en la localidad de Yuto, que desde mitad de semana ya quemó 6000 hectáreas de bosques y pastizales, “fue intencional”. Como agregado estimó que “se vienen días intensos de trabajo” a raíz del clima y la sequía.

Morales enfatizó: “Está claramente establecido que ha sido intencional y en una finca privada”, pero reconoció que “es difícil encontrar al responsable” y que sobre este punto “se habían planteado algunos procedimientos en el ámbito del Consejo Federal de Ambiente”.

Con el objetivo de apagar los focos llegaron a la provincia 20 brigadistas más, y también lo hará el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Nación, Juan Cabandié.

Cabe recordar que el incendio desatado el miércoles en la localidad de Yuto, a pocos kilómetros del Parque Nacional Calilegua, afectó bosque nativo degradado y pastizales, y es intensa la lucha de los brigadistas con el apoyo de autobombas, vehículos de ataque rápido y dos aviones hidrantes.

About Post Author