El salario real cayó en mayo y lleva tres meses a la baja

Hubo un aumento nominal del 0,1%, muy por debajo de la inflación del mes

El salario real cayó en mayo y lleva tres meses a la bajaImagen: Télam

El Ministerio de Trabajo dio a conocer el índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) correspondiente a mayo, que volvió a mostrar una caída de los salarios, en comparación con la inflación del período. El salario promedio pasó de $ 56.955,63 a $ 57.057,90, es decir, una suba de apenas 0,1% nominal, mientras que la inflación del quinto mes del año se colocó en 1,5%.

Algo similar había ocurrido en abril, cuando los sueldos habían crecido 0,2% y el aumento de precios al consumidor se había ubicado, también, en 1,5%. En tanto, en marzo, los salarios subieron 0,9% y la inflación fue del 3,3%, por lo que ya van tres meses consecutivos de pérdida del poder adquisitivo por parte de los trabajadores estables.

El Gobierno fijó el techo de $250.000 para la ayuda estatal en el pago de salarios

En lo que va del año las excepciones fueron enero y febrero, meses en los cuales los incrementos salariales se situaron en 7,1% y 6,2%, respectivamente, contra un impacto inflacionario de 2,3% y 2%. En síntesis, las remuneraciones se incrementaron en torno al 15,1%, por encima de la inflación acumulada (en torno al 11%), pero mes a mes se va corrigiendo este número en contra del bolsillo.

“El salario nominal en junio no pareciera haber tenido grandes variaciones, por lo que la evolución del salario real va a depender en gran medida de cuánto haya sido la inflación”, explicó el coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA – Autónoma, Luis Campos.

Además de la cuestión salarial, Campos detalló un dato preocupante en lo que refiere al número de empleos: “Al observar las declaraciones juradas que presentan los empleadores se ve una caída de la cantidad de trabajadores. En el primer trimestre la variación interanual era de -2,5%, en abril fue de -4,2% y en mayo -6,3%”.

En tanto, el economista Fernando Marull, socio de la consultora FMyA, estimó que la caída de empleo en el segundo trimestre de 2020 va a ser la peor de un trimestre para el empleo asalariado desde la crisis de 2001. En el segundo trimestre de 2002 se habían perdido 190.135 puestos, mientras que en este trimestre el desplome estaría en torno a los 170.610.

“Los salarios cayeron y eso puede aminorar los despidos por parte de las personas. Un ejemplo es que la CGT y varios sindicatos asumieron una baja de salarios. Pero hay empresas que están despidiendo porque se cayeron las ventas o porque están cerradas. Por otra parte, el empleo se suele mover seis meses después del ciclo: la actividad puede rebotar y el empleo igual sigue cayendo”, añadió Marull.