Con el guiño de CFK, el Frente de Todos avanzó en el Senado con su intención de limitar a Guzmán en la negociación con el FMI

Discutieron en comisión un proyecto de declaración del senador Oscar Parrilli que insta al ministro de Economía a gastar los USD 4.350 millones que entrarían al país en combatir la pobreza, en lugar de usar ese dinero para pagar deuda

Oscar Parrilli durante la reunión de comisión (Comunicación Senado)Oscar Parrilli durante la reunión de comisión (Comunicación Senado)

“Esto no es una interna como dicen algunos, esto es para el Fondo Monetario Internacional, este proyecto de ley tiene como destinatario a las autoridades del FMI y es un claro aporte a nuestro gobierno en las negociaciones y a los fondos que van a venir en agosto del Fondo”, dijo el senador Oscar Parrilli a la hora de presentar le proyecto de declaración .

Parrilli hizo referencia en su exposición a los USD 4300 millones que enviaría el FMI a los países miembros como un aporte no reembolsable con el fin de ayudar en el combate de la pandemia y que, según él mismo señaló, desde algunos sectores “operan para que se utilicen para pagar la deuda”.

“Los diferentes operadores a través de los medios están intentando imponer la idea de que como la Argentina tiene deudas tiene que utilizar esos fondos para pagarla. Frente a esto, nosotros -por los senadores- nos referimos al Fondo Monetario y le pedimos que sea coherente respecto de los destinos que se le tiene que dar a los fondos”, agregó.

El hombre de estrecha confianza de la vicepresidenta Cristina Kirchner hizo referencia a que el Fondo iba a realizar estos desembolsos para que tengan como destino la lucha contra la pandemia. “Si nosotros utilizamos los derechos de giro para pagar la deuda que tenemos vamos a terminar ampliando la desigualdad con el resto de los países que van a recibir fondos y, además, van a recibir lo que nosotros paguemos”.Silvia Elías de Pérez, senadora nacional, dijo que el proyecto formaba parte de la interna contra el ministro Guzmán Silvia Elías de Pérez, senadora nacional, dijo que el proyecto formaba parte de la interna contra el ministro Guzmán

Parrilli buscó salir de la interna entre el Patria y la Casa Rosada personificada en el ministro Martín Guzmán y el subsecretario Federico Basualdo al señalar que este proyecto “no tiene que ver con la interna, es para el FMI” y añadió: “Lo que nosotros le queremos plantear es que el trato que tienen con los países avanzados es el mismo que queremos para nosotros. La relación con el Fondo la tiene el ministro, nosotros solo buscamos darle herramientas”.

Pero minutos más tarde la senadora de Juntos por el Cambio Silvia Elías de Pérez trajo de nuevo la discusión interna al señalar que “llama la atención que el bloque oficialista le diga al ministro Guzmán en qué debería usar los fondos”.

El senador radical Julio Martínez fue en la misma línea y señaló que “si este proyecto no es para marcarle la cancha al ministro Guzmán es innecesario porque el propio Fondo establece que ese préstamos no es para pagar deuda”.

“Cuando uno lee el proyecto que presentaron no es un proyecto que apunte al Fondo Monetario sino que le dice al ministro Guzmán qué es lo que tiene que hacer”, sentenció el riojano.El kirchnerismo propone que el giro del FMI no se utilice para pagar deudaEl kirchnerismo propone que el giro del FMI no se utilice para pagar deuda

Pero el oficialismo volvió a la carga y en en este caso fue el senador Jorge Taiana quien dijo que “desde el Papa hasta Klaus Schwab coinciden en que la situación es gravísima y no hay recuperación de la demanda sin un estímulo fuerte. Se está planteando que los Derechos Especiales de Giro hay que aplicarlos a estimular la demanda y levantar la economía”. Y volvió a repetir la frase de Néstor Kirchner: “Los muertos no pagan”.

Por su parte, la senadora Beatriz Mirkin (FdT) dijo que “tenemos que patear la pelota de la deuda y utilizarla para fondos corrientes. Estamos en medio de una pandemia y necesitamos tomar oxígeno para dar respuesta a las condiciones en las que vive el pueblo argentino en un momento de enormes dificultades”.

En esta discusión sobre si lo que hizo Parrilli apunta a Guzmán o al FMI, el senador Maurice Closs dijo que si se llega a este contenido del debate “es porque hay una gran operación de distintos actores que plantean como que es una cosa juzgada y que nadie puede discutir que estos millones de los Derechos Especiales de Giro debieran ir sí o sí para pagar deuda”.El senador Carlos CaserioEl senador Carlos Caserio

La iniciativa, impulsada entre otros por Oscar Parrilli, principal alfil de Cristina Kirchner en la Cámara alta, propone destinar los alrededor de USD 4.350 millones que le corresponden al país por el aumento del capital del Fondo Monetario Internacional (FMI) para combatir la pobreza y el desempleo.

“Lo que estamos previendo es ayudar a nuestro gobierno para que tenga todos los elementos a su favor para que cuando se siente a negociar, negocie pensando además de en el equilibrio fiscal, comercial y pagando las deudas, piense en el equilibrio social”, advirtió Parrilli señalando directamente al discurso de Guzmán y a la principal crítica que le hace La Cámpora y el Patria: la ortodoxia.

Esta no es la primera vez que los senadores buscan condicionar la negociación con el Fondo Monetario, ya que en varias ocasiones publicaron cartas en donde no solo acusaban al organismo de crédito internacional de haber financiado la campaña política de Cambiemos, sino de ser copartícipe del posible default en el que puede caer la Argentina.La foto de la unidad que el Gobierno buscó exhibir ayer en Ensenada La foto de la unidad que el Gobierno buscó exhibir ayer en Ensenada

El planteo de los senadores kirchneristas llega en la previa del viaje de Guzmán y Alberto Fernández por Europa en busca de apoyo político para la renegociación con el FMI para alcanzar un nuevo programa de financiamiento de la deuda por USD 45.000 millones contraída durante el gobierno de Mauricio Macri. Con el Club de París, por su parte, en mayo vence el plazo para el pago de un compromiso de alrededor de 2.500 millones de dólares.

También se enmarca en un clima de tensión al interior de la coalición gobernante por el intento de Guzmán de desplazar al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo. El funcionario, respaldado por Cristina y Máximo Kirchner, finalmente fue confirmado en el cargo y dejó al descubierto la puja por el aumento de las tarifas de los servicios públicos.

Guzmán, según dejaron trascender fuentes del Ministerio de Economía,intentó desplazar a Basualdo debido a su “incompetencia” ya que no había confeccionado un plan de segmentación para las tarifas eléctricas.

Después de los trascendidos, desde el entorno de la Vicepresidenta salieron a respaldar a Basualdo y a afirmar que seguía en su cargo y que nadie le había pedido la renuncia. También el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se metió en la interna y calificó a Basualdo como “un excelente funcionario”.La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía, Martin Guzmán (Reuters) La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía, Martin Guzmán (Reuters)

El sábado se publicó en el Boletín Oficial un aumento de 9% en las tarifas de electricidad para usuarios del AMBA (donde operan las distribuidoras Edenor y Edesur). Desde el kirchnerismo advirtieron que será el único incremento en el año.

El FMI emitirá este año el equivalente a USD 650.000 millones en Derechos Especiales de Giro (DEG, la moneda del Fondo) para inyectar capital a sus países miembro en medio de la pandemia de COVID-19. Como la Argentina tiene una participación equivalente a algo menos de USD 0,7% del capital del organismo, recibirá en torno a USD 4.350 millones de esa emisión.Los fondos casi coinciden con los pagos que tiene que hacer el país este año al organismo.