Dengue : control de descacharrizado en los Municipios y el cierre de fronteras que frenó la llegada de otros serotipos

Dengue en Misiones: la transmisión del mosquito disminuyó por el descacharrizado en los Municipios y el cierre de fronteras que frenó la llegada de otros serotipos

Este mes inició la etapa de interbrote del dengue en Misiones y con ello las acciones de monitoreo y control del mosquito Aedes aegypti en toda la provincia. Desde el Ministerio de la Salud piden la colaboración de la sociedad misionera en la limpieza y descacharrizado, para evitar brotes de la enfermedad durante este año. 

La responsabilidad individual y comunitaria son las piezas claves en este período para evitar futuros brotes, por eso se refuerza la campaña de comunicación sobre la lucha contra el dengue, la vigilancia epidemiológica en los Municipios, capacitaciones a los agentes de salud, charlas en las escuelas y eliminación de potenciales criaderos, tanto en espacios públicos como privados. 

“Ya empezamos a hacer el trabajo del interbrote y el Levantamiento Índice Rápido de Aedes aegypti (LIRa). Este es el momento en donde tenemos que eliminar todo espejo de agua para que el mosquito hembra ponga los huevos. Por eso hay que descacharrizar y organizarnos como comunidad porque la lucha contra el dengue es de gran responsabilidad social, no solo puede depender del Estado”, explicó el Subsecretario de Atención Primaria y Salud Ambiental, Danielo Silva. 

De las enfermedades transmitidas por mosquitos (ETM), la que más afectó a la población de Argentina, fue el Dengue. Su reemergencia se produjo con la epidemia registrada en Salta, en el 1998 y a partir de ese año se registraron brotes esporádicos que solo afectaron a Misiones, Corrientes, Jujuy y Formosa, hasta el año 2009

Durante 2016, la situación epidemiológica fue más grave, ya que se notificaron en 15 jurisdicciones y se registró el primer brote de la fiebre chikungunya en el país, con casos en la provincia de Salta y Jujuy. Desde el 2019, Argentina se encuentra en un nuevo ciclo epidémico y frente a la ocurrencia de casos a comienzo del año 2020

“El trabajo contra el dengue es durante todo el año. En el brote del año 2019-2020 tuvimos 10.300 notificaciones de síndromes febriles asociados al dengue. En el brote 2020-2021 tuvimos 4.300 notificaciones, y esta es la respuesta al trabajo que se viene haciendo el Ministerio de Salud de Misiones”, indicó Danielo Silva. 

Otro de los factores por los cuales el último año no se registraron grandes brotes de Dengue en la provincia, fue el cierre de la frontera con Brasil y Paraguay. “Tenemos la frontera cerrada y si miramos el brote de los años 19-20, circularon 3 serotipos, DEN 1, DEN 2 Y DEN 4 y en el brote 20-21 circularon sólo dos serotipos (DEN 1 Y DEN2). Tanto en Brasil como Paraguay circulan los 4 serotipos. Misiones está en una cuña y es una forma de defensa tener la fronteras cerradas”, dijo el Subsecretario de Atención Primaria y Salud Ambiental.https://www.dailymotion.com/embed/video/x839oqk

Además explicó que la falta de lluvias, por el periodo de sequías que se da en Misiones, no es una causa para que no existan criaderos del mosquito. “Está comprobado que el huevo que queda, por más que esté seco, si la temperatura no baja mucho, llegado otra vez al momento de agua se produce una reactivación y nace el mosquito. Tenemos que eliminar todo aquello que en el momento que llueva, pueda ser un elemento que junte agua”.

Prevención del dengue en Misiones 

Cualquier recipiente capaz de acumular agua puede convertirse en un criadero de este mosquito que vive en nuestras casas y alrededores. Se cría en lugares húmedos y a la sombra. Los sitios oscuros aseguran que el agua de los recipientes no sobrepase ciertas temperaturas que serían letales para los huevos, larvas y pupas.

Las hembras con virus Dengue, Chikungunya y Zika depositan sus huevos en las paredes de diferentes recipientes pequeños, artificiales y con paredes lisas. Cuando estos recipientes se llenan con agua, los huevos eclosionan y nace el mosquito adulto. Por esto, es fundamental practicar el descacharrado, para que no haya mosquitos adultos. Para hacerlo:

En el interior de casa:

  • Mantener limpios y ordenados los espacios.
  • Mantener los ambientes libres de mosquitos utilizando espirales, pastillas o insecticidas (siguiendo siempre las recomendaciones del fabricante) o sahumar con plantas secas encendidas (como romero, eucalipto, alcanfor o menta).
  • Colocar, en la medida de lo posible, telas metálicas o tejidos mosquiteros en puertas y ventanas.
  • Utilizar repelentes comerciales (de extra duración dado la menor frecuencia en que debe aplicarse), biorepelentes o repelentes caseros (se pueden utilizar siempre y cuando no haya un brote epidémico).
  • Revisar elementos que acumulen agua como por ejemplos floreros. En este caso, se puede cambiar el agua por arena húmeda.
  • Reutilizar, reciclar o reducir residuos sólidos que puedan convertirse en criaderos de mosquitos (por ejemplo: envases de alimentos y bebidas no retornables, etc.)

En el patio o jardín:

  • Vaciar baldes y latas para que no se acumule agua en ellos.
  • Tapar las botellas con o sin agua.
  • Poner bajo techo las cubiertas de neumáticos.
  • Mantener tapados los tanques de agua.
  • Limpiar diariamente los bebederos de animales (vaciarlos, cepillarlos y volverlos a llenar).