25 familias recibieron permisos de ocupación en la chacra 142 de Posadas

Este jueves, 25 familias que residen en una manzana de la Chacra 142 de la ciudad de Posadas recibieron permisos de ocupación de los terrenos que ocupan, en algunos casos, hace más de 30 años. Con la regularización de la tenencia comenzará la construcción de cordón cuneta y podrán acceder a servicios públicos como titulares. La recepción de la documentación inicia el camino de la mensura y la obtención del título de propiedad.

Dorizontina Elías, una de las personas que obtuvo la documentación expresó la alegría del hecho porque “teníamos miedo que nos lleven lejos de acá y hace muchos años que estábamos esperando”. También señaló “estoy muy contenta, no sé cómo agradecer al intendente porque hace más de 30 años que vivo en este lugar y también agradezco  a Dios porque hoy nos entregaron este papel que es una promesa cumplida”

El permiso que otorga el municipio, en el marco del programa “regularizando mi propiedad”, es a título Precario, Revocable e Intransferible. Es precario porque sirve mientras se realicen las transferencias definitivas. Revocable por cuanto ante el incumplimiento por parte de los ocupantes de las obligaciones a su cargo es factible de revocación. E intransferible sin la previa intervención del municipio, dado que se encuentra prohibida la venta de mejoras en tierras fiscales, con vigencia hasta que se culmine el proceso de regularización, para lo cual los ocupantes deberán previamente cancelar la totalidad del precio asignado al lote. 

De la entrega de la documentación, que permitirá que 128 personas comiencen a transitar el camino de la tenencia de un título de propiedad, participaron el Intendente de Posadas, Leonardo Stelatto,  la Coordinadora de Tierra y Hábitat, Luciana Scromeda, y titular de la Unidad de Coordinación y Gestión Municipal, Yolanda Asunción. Scromeda señaló que “estamos haciendo justicia social en este barrio, donde vecinos que viven hace más de 40 años, esperaban poder regularizar sus tierras”.

La titular de Tierra y Hábitat explicó que luego de que se apruebe el plano de la mensura se comenzará a pagar por la propiedad y después obtendrán el título. A su vez, detalló que este proceso inició a fin del año pasado, con el relevamiento: “Hay un trabajo de fondo que lleva tiempo, con incertidumbre de por medio por parte de los vecinos, ya que dudaban porque pasó tanto tiempo y nunca se concretaba este anhelo. Sin embargo, hoy es posible gracias a la política que implementa el intendente Stelatto”, agregó. 

De esta manera, el Municipio da comienzo al proceso de urbanización en el barrio, señaló Stelatto y destacó la tarea que lleva adelante la Coordinación de Tierra y Hábitat: “Es un trabajo muy importante que se realiza en los diferentes puntos de la ciudad donde habitan vecinos, en distintas situaciones. Este es un paso más que se da para ir resolviendo las realidades habitacionales y de propiedad”.  Además, agradeció “a cada uno de los vecinos por la paciencia, pero hoy comenzamos a transitar otro camino y próximamente con la mensura, ya tendrán el título”.

En este marco, el jefe comunal también anunció que avanza la puesta en valor de la chacra 142 porque iniciarán las obras de cordón cuneta y se analiza el inicio de obras de redes y cloacas. “Cuando iniciamos la gestión, una de las premisas fue regularizar la propiedad de todos, y en eso estamos trabajando. Hoy podemos cumplir con parte de ese compromiso que hemos asumido, a través del programa Regularizando mi Propiedad”, señaló el intendente

Sobre la entrega de permisos

La entrega de Permisos de Ocupación implica una tarea desarrollada por el equipo de la Coordinación de Tierra y Hábitat dedicado a relevar y poner en conocimiento de los ocupantes de los lotes los alcances del proceso de regularización que se inicia para continuar con la venta de los lotes hasta que, una vez cancelado el precio total, culminar con el ansiado título de propiedad. De ese modo se comienza a dar cumplimiento a la Ordenanza IX – N° 113, del año 2014, que desafecta el bien del dominio público y lo afecta a la Propiedad Privada Municipal, autorizando al ejecutivo a transferir el dominio a favor de los poseedores, brindando una respuesta concreta a los vecinos que habitan dicho predio desde hace 20 años en promedio.