Tensión entre las dos Coreas: Kim Jong-un probó dos misiles balísticos en el mar de Japón y el Sur disparó un proyectil desde un submarino

El régimen de Pyongyang sigue adelante con sus planes armamentísticos y Seúl quiere ponerle límites, mientras el gobierno nipón condenó las pruebas norcoreanas y aseguró que violan resoluciones de la ONU

Un hombre mira un noticiero que muestra imágenes de archivo de una prueba de misiles de Corea del Norte (Jung Yeon-je / AFP)Un hombre mira un noticiero que muestra imágenes de archivo de una prueba de misiles de Corea del Norte (Jung Yeon-je / AFP)

Las dos Coreas hicieron el miércoles pruebas de misiles balísticos con unas horas de diferencia, en una demostración de fuerza militar y de que los esfuerzos diplomáticos por desarticular el programa nuclear norcoreano están prácticamente paralizados.

Seúl hizo su primera prueba con un misil lanzado desde un submarino, según anunció por la tarde la oficina de presidencia surcoreana. El proyectil se lanzó desde un submarino de 3.000 toneladas y recorrió una distancia programada antes de impactar contra su objetivo.

Se espera que el arma ayude a Corea del Sur a disuadir posibles amenazas externas, mejore su capacidad de autodefensa y fomente la paz en la Península de Corea, según indicó el comunicado.El submarino surcoreano Ahn Chang-ho, de 3.000 toneladas, en la isla meridional de Geoje (Ministerio de Defensa de Corea del Sur/AFP)El submarino surcoreano Ahn Chang-ho, de 3.000 toneladas, en la isla meridional de Geoje (Ministerio de Defensa de Corea del Sur/AFP)

La prueba se hizo horas después de que el Ejército surcoreano detectara el lanzamiento de dos misiles balísticos norcoreanos de corto alcance. Pyongyang dijo el lunes que había probado un nuevo misil en su primera prueba armamentística en seis meses.

Los lanzamientos norcoreanos mostraban que sigue adelante con sus planes armamentísticos al tiempo que intenta presionar a Estados Unidos para reanudar las conversaciones nucleares.

No es habitual que Corea del Sur revele pruebas de armas de alto nivel, lo que según algunos expertos podría provocar a Corea del Norte de forma innecesaria. Los analistas señalaron que el gobierno del presidente, Moon Jae-in, que ha buscado activamente una reconciliación con Pyongyang, podría estar respondiendo a las críticas de que es demasiado blando con su vecino.El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, saluda desde un balcón a las tropas formadas y a los espectadores en una celebración del 73 aniversario del país, en la plaza Kim Il Sung, de Pyongyang (Agencia Central de Noticias de Corea/Servicio de Noticias de Corea via AP, Archivo)El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, saluda desde un balcón a las tropas formadas y a los espectadores en una celebración del 73 aniversario del país, en la plaza Kim Il Sung, de Pyongyang (Agencia Central de Noticias de Corea/Servicio de Noticias de Corea via AP, Archivo)

Los misiles norcoreanos, lanzados el miércoles desde el centro de Corea del Norte, recorrieron 800 kilómetros (497 millas) con un apogeo de 60 kilómetros (37 millas) antes de caer en aguas entre la Península de Corea y Japón.

El Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos dijo que si bien los lanzamientos destacaban el impacto desestabilizador del programa armamentístico ilícito de Corea del Norte, no suponían una amenaza para “personal o territorio estadounidense, ni para nuestros aliados”.

“Los lanzamientos amenazan la paz y la seguridad de Japón y la región y son absolutamente escandalosos”, dijo el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga. “El gobierno de Japón está decidido a reforzar nuestra vigilancia y supervisión para estar preparado para cualquier contingencia”.

Corea del Norte dijo el lunes que había hecho dos pruebas de un misil de crucero de reciente desarrollo durante el fin de semana. Los medios estatales norcoreanos describieron el misil como un “arma estratégica de gran relevancia”, lo que apuntaba a que se había desarrollado con intención de armarlo con cabezas nucleares.

Según los reportes norcoreanos, el misil recorrió unos 1.500 kilómetros (930 millas), una distancia capaz de alcanzar todo Japón y las instalaciones estadounidenses en la zona.Corea del Norte dijo el lunes que había hecho dos pruebas de un misil de crucero de reciente desarrollo durante el fin de semana. (KCNA via REUTERS)Corea del Norte dijo el lunes que había hecho dos pruebas de un misil de crucero de reciente desarrollo durante el fin de semana. (KCNA via REUTERS)

El lanzamiento coincidió con la visita a Seúl del ministro chino de Exteriores, Wang Yi, para reunirse con Moon y otros dignatarios y abordar los paralizados contactos diplomáticos nucleares con Pyongyang.

Las conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte se estancaron en 2019, cuando los estadounidenses rechazaron la demanda norcoreana de que un importante alivio en las sanciones a cambio de desmantelar una envejecida instalación nuclear. Por ahora, el gobierno de Kim ha rechazado los llamados del gobierno de Joe Biden a entablar un diálogo, y reclama que Washington abandone antes sus políticas “hostiles”.

La reanudación de las pruebas armamentísticas en Corea del Norte es probablemente un intento de presionar al gobierno de Biden, después de que Kim no consiguiera concesiones económicas durante la presidencia de Donald Trump.

Corea del Norte lanzó al mar en marzo dos misiles balísticos de largo alcance, después de un año de pausa en las pruebas balísticas. El lanzamiento continuó una tradición de poner a prueba a nuevos gobiernos de Estados Unidos con demostraciones de armas para calibrar la respuesta de Washington y buscar concesiones.

Kim Jong-un aún mantiene una moratoria autoimpuesta sobre pruebas de misiles nucleares y de largo alcance, un indicio de que podría no querer desbaratar por completo los contactos nucleares con Estados Unidos.