El Brexit sin acuerdo tiene en vilo a Europa: Boris Johnson alista una ruptura sin pacto y los mercados reaccionan con bajas

El gobierno británico insiste en que buscará el consenso, pero rechaza tajantemente las demandas europeas y analiza el escenario pesimista: habría escasez de medicinas y aumentos en los precios de alimentos y combustibles

Boris Johnson y Ursula von der Leyen (Reuters)Boris Johnson y Ursula von der Leyen (Reuters)

Las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido por un acuerdo posbrexit continúan bloqueadas este lunes, pese al esfuerzo de última hora iniciado por ambas partes el fin de semana, dijeron diplomáticos europeos. Del lado británico, aunque se muestra disposición a llegar a un acuerdo, el gobierno del conservador Boris Johnson se alista para una salida abrupta.

El principal negociador europeo, el francés Michel Barnier, comunicó a los embajadores de los miembros de la UE que no se habían registrado avances en los tres temas que bloquean el acuerdo. Se trata de los tres mismos temas que han bloqueado un camino al acuerdo en los últimos dos meses: garantías de competencia leal exigidas a Londres por Bruselas, el acceso de los barcos europeos a las ricas aguas pesqueras británicas y la forma de resolver los futuros desacuerdos.PUBLICIDAD

Los contactos continuarían durante la jornada del lunes, según comunicó Barnier a diplomáticos europeos. Al final de la jornada, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el premier Boris Johnson tienen previsto un contacto telefónico que podría sellar la suerte de las negociaciones.

Según indicaron The Sun y el Daily MailJohnson no planea ceder en ninguna de las demandas y podría abandonar la mesa de negociaciones si es que Bruselas no da su brazo a torcer, con un plazo de 48 horas. El ultimátum podría hacerse público esta noche tras el diálogo con Von der Leyen, reportaron los tabloides.

Además, el gobierno británico está analizando las perspectivas de una salida sin acuerdo, que en un escenario pesimista ocasionaría escasez de medicinas en el primer trimestre, así como protestas, alzas en el precio de alimentos y combustible y un aumento del riesgo de terrorismo.Si no se consigue un acuerdo, las relaciones pasarían a ser como las de dos bloques comunes, bajo las reglas de la Organización Mundial de Comercio, sin un tratado que facilite el vínculoSi no se consigue un acuerdo, las relaciones pasarían a ser como las de dos bloques comunes, bajo las reglas de la Organización Mundial de Comercio, sin un tratado que facilite el vínculo

Pesimismo en los mercados

Las bolsas europeas cotizan en negativo el lunes, en parte por la falta de acuerdo y también por la creciente tensión entre Estados Unidos y China, que reducía el apetito por los activos de riesgo. Los exportadores con sede en Reino Unido destacan animados por la caída de la libra debido a la incertidumbre sobre la abrupta salida de la Unión Europea.

El índice alemán DAX, muy expuesto al comercio internacional, cae un 0,4%, y el índice paneuropeo STOXX 600 se dejaban un 0,6%. Los bancos lideraban las caídas en Europa, bajando un 1,7%, lastrados por los rendimientos de los bonos de la zona euro. Sin embargo, el FTSE 100 de Londres subía un 0,3% con los sectores de consumo y salud liderando los avances.La bolsa de Frankfurt es una de las que siente la falta de acuerdo para una salida consensuada del Reino Unido (REUTERS/Staff)La bolsa de Frankfurt es una de las que siente la falta de acuerdo para una salida consensuada del Reino Unido (REUTERS/Staff)

Gestiones contrarreloj: qué pasa si no hay acuerdo

De todas formas, el secretario británico de Asuntos Exteriores, James Cleverly, aseguró este lunes que Londres quiere negociar con la UE “hasta el punto en el que no hay más que negociar o hasta que se consiga un acuerdo”, dijo a la BBC.

El pasado viernes, los equipos negociadores anunciaron una “pausa” de las conversaciones en Londres ante la imposibilidad de resolver los desacuerdos, y en la tarde del sábado Von der Leyen y Johnson ya mantuvieron una conversación telefónica. En ese contacto, Von der Leyen y Johnson acordaron un encuentro de los negociadores el domingo en Bruselas para evaluar mecanismos de resolver las diferencias.

El Reino Unido se retiró de la Unión Europea formalmente este año y las partes acordaron un período de transición hasta el 31 de diciembre de este año, cuando Londres saldrá definitivamente del mercado único y la unión aduanera.

Ese período de transición fue definido precisamente para que Londres y Bruselas negocien un acuerdo sobre cómo funcionaría su relación comercial a partir del 1 de enero de 2021, pero hasta ahora los esfuerzos para alcanzar ese entendimiento fueron infructuosos.

Si las partes no llegan a un acuerdo, a partir del 1 de enero de 2021 las relaciones comerciales pasarían a ser pautadas por las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), un escenario que las partes se proponían evitar.

About Post Author