Aislamiento social y preventivo y obligatorio en el país hasta el 31 de marzo

El presidente Alberto Fernández anunció hoy que el país entra en una «cuarentena total».Tomará vigencia a partir de las 00 de mañana.

«Nadie puede moverse de su residencia, todos tienen que quedarse en sus casas», expresó el Presidente. Además, estableció el adelantamiento del feriado del 2 de abril para el 31 de marzo y que el 30 de marzo será feriado puente. Dijo que la Prefectura, Gendarmería, la Policía Federal y las Policías provinciales van a controlar la circulación por las calles. «Vamos a ser absolutamente inflexibles», advirtió

La secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, está terminando de redactar el decreto, por lo que su publicación será en algunas horas. El objetivo del aislamiento es, como repetidamente le dijo Alberto Fernández a sus funcionarios y a los gobernadores, “planchar la curva” de contagiados. Si esto se logra, la cuarentena finalizará cuando está estipulado. En caso de que se extiendan los infectados, el Ejecutivo no descarta extenderlo.

El presidente Alberto Fernández anunció hoy que el país entra en una «cuarentena total», una medida extrema para contener el número de contagios por coronavirus en el país. Tomará vigencia a partir de las 00 de mañana.

Durante una conferencia de prensa luego de la reunión con ministros y gobernadores, el mandatario definirá los próximos pasos a seguir, que recrudecen las restricciones a la circulación y frenan aún más los servicios públicos.

Fernández explicó cuáles serán las excepciones para la circulación, como por ejemplo ir hasta la farmacia, al almacén o a los cajeros, siempre que sean cerca del domicilio. Señaló que además se movilizarán todas las fuerzas de seguridad provinciales y nacionales para que colaboren en el cumplimiento de la cuarentena.

«Es una medida excepcional en una circustancia excepcional, pero dentro del marco de la democracia. Tienen que saber que las fuerzas de seguirdad estarán controlando lo que hace la gente hace en las calles, y quien no pueda justificar qué hace en la calle, será sometido a la ley penal», fueron algunas de las difiniciones más crudas que pronunció el primer mandatario.

La cuarentena obligatoria regirá en virtud de un Decreto de Necesidad y Urgencia.

El Presidente se reunió hoy con gobernadores, ministros y funcionarios en la Residencia de Olivos para analizar la implementación de las próximas medidas destinadas a contener la pandenmia del coronavirus.

Los gobernadores comenzaron a llegar a la residencia presidencial de Olivos para mantener una reunión con el jefe de Estado.

Se encontraron en Olivos los mandatarios Arabella Carreras (Río Negro), Gerardo Morales (Jujuy), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Sergio Ziliotto (La Pampa), Omar Perotti (Santa Fe), Mariano Arcioni (Chubut) y Gildo Insfran (Formosa).

También arribaron Juan Manzur (Tucumán), Adolfo Rodríguez Saá (San Luis), Gustavo Valdés (Corrientes), Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Jorge Capitanich (Chaco), Horacio Rodríguez Larreta (CABA), Gustavo Sáenz (Salta), y Gerardo Zamora (Santiago del Estero).

Entre las ausencias, se contaron las del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, que tenía programado un encuentro con intendentes del distrito que administra, y la de Rodolfo Suárez, mandatario de Mendoza, que presenció el encuentro a través de una teleconferencia.

Lo propio harán el mandatario de Tierra del Fuego, Gustavo Melella y su par de Catamarca, Raúl Jalil, quien se encuentra en cuarentena. Tampoco llegó la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, pero asistió en su representación Eugenio Quiroga.

Se reunieron en la residencia los ministros de Economía, Martín Guzmán y el titular de la cartera de Salud, Ginés González García, y se aguarda al resto de los integrantes del gabinete nacional.

Entre los funcionarios que estuvieron en la quinta de Olivos en se pudo ver a la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca, la secretaria de Provincias, Silvina Batakis, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y la secretaria de Legal y Técnica de la Presidencia Vilma Ibarra, entre otros.

La secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, está terminando de redactar el decreto, por lo que su publicación será en algunas horas. El objetivo del aislamiento es, como repetidamente le dijo Alberto Fernández a sus funcionarios y a los gobernadores, “planchar la curva” de contagiados. Si esto se logra, la cuarentena finalizará cuando está estipulado. En caso de que se extiendan los infectados, el Ejecutivo no descarta extenderlo.

La cuarentena obligatoria a nivel nacional es la medida más drástica que tomó el Gobierno desde que el virus COVID-19 empezó a propagarse dentro del país y obligó a las autoridades de las diferentes provincias a tomar medidas de aislamiento para evitar que se multiplique el contagio.

“Hicimos mucho esfuerzo para que la gente comprenda que se tenía que aislar. Suspendimos las clases, promovimos el trabajo a distancia, dictamos asuetos administrativos. Y sin embargo seguimos teniendo problemas de gente que no entiende que no se puede circular porque expone al otro”, explicó el Presidente.

Fernández advirtió que a partir de las “0 horas de mañana todos los argentinos deberán someterse al aislamiento social, preventivo y obligatorio» y que eso implica que a partir de ese momento “nadie se puede mover de sus casas”. En esa línea, agregó: “Esta medida la hemos tomado tratando de que los efectos de la economía sean los menos dañinos posibles”.

Infobae