Misionero varado en Brasil con arresto domiciliario y multado por ingresar ilegalmente al país

Joven de Eldorado que estuvo varado en Brasil ya se encuentra en su casa con arresto domiciliario y una multa por ingresar ilegalmente al país

Pablo Delapierre, joven oriundo de Eldorado que por labores quedó varado en Brasil desde el 9 de abril, cruzó ilegalmente la frontera al  no encontrar una solución para poder regresar a su hogar. Hoy ya se encuentra con su familia y sostiene que se vio obligado a infringir la Ley en vista que no recibía ayuda de las autoridades. Se encuentra con arresto domiciliario no definido, con una multa de $25 .000, pero sano y salvo en su casa. Reproductor de audio00:0000:00Utiliza las teclas de flecha arriba/abajo para aumentar o disminuir el volumen.

Pablo Delapierre ingresó caminando al país por el paso fronterizo de Bernardo de Irigoyen, y fue demorado. En diálogo con FM Show, el joven oriundo de Eldorado informó que en el paso fronterizo le hicieron los exámenes respectivos y controles de temperatura, posterior a ello, Gendarmería Nacional lo trasladó a la localidad donde vive.

«Fue una decisión difícil (cruzar ilegalmente), pero al recibir la negación de la Justicia, decidí hacerlo  y mi familia lo aceptó», dijo.

El joven que había viajado a Brasil por cuestiones de trabajo afirmó que al no recibir ayuda, ni respuesta de las autoridades, es que tomó está decisión. En estos momentos, Delapierre se encuentra en su hogar con su familia, cumpliendo un arresto domiciliario y la cuarentena respectiva, además que deberá pagar una multa de $25.000.

«Ya estoy en casa cumpliendo la cuarentena y lamentablemente con una detención domiciliaria, pero lo importante es que estoy en mi hogar. Gracias por toda la ayuda que me brindaron», expresó durante una entrevista con Misiones Online.

Contó en FM Show que tras haber sido rechazado por la Justicia un pedido para ingresar por Bernardo de Irigoyen, la única opción que tenía era llegar hasta la ciudad brasileña de Uruguayana e ingresar por Paso de los Libres, en Corrientes. Sin embargo, para trasladarse hasta esa localidad las autoridades le informaron que no disponen de los recursos para ayudarle, por lo que no le brindan una solución.

Ante ese panorama que se le presentó, Delapierre,  evalúaba entrar ilegalmente por la frontera seca y someterse a las autoridades locales una vez que llegue a Argentina. el sábado pasado concretó esa idea ante la falta de apoyo.

En declaraciones a Misiones Online y tras haber cruzado ilegalmente la frontera, Pablo había informado  que se encontraba bien, demorado y esperando la decisión de la Justicia y las autoridades. «Por fin recibí la asistencia que necesitaba», dijo en su momento.

«Estoy cumpliendo el protocolo legal. Solo queda esperar, porque todavía no hay noticias de lo que puede pasar», había dicho a Misiones Online.

Minutos antes de ingresar por Bernardo de Irigoyen

Delapierre trabaja en el rubro gastronómico y a mediados de marzo viajó hasta Florianópolis, más precisamente a Barra de Lagoa para desempeñarse en su oficio. Sin embargo, con el correr de los días la pandemia de coronavirus covid-19 comenzó a afectar duramente a la región y al intentar volver, Pablo se vio cercado por las medidas que restringen la circulación de personas.

A inicios de abril ya había presentado una solicitud a la Justicia para poder ingresar a través de Bernardo de Irigoyen. El fallo judicial se conoció y le negaron el permiso, por lo que, para poder ingresar hasta Argentina deberá trasladarse hasta la ciudad brasileña de Uruguayana e ingresar por Paso de los Libres, en Corrientes. Además deberá cumplir la cuarentena mínima de dos semanas en la ciudad de Buenos Aires.

Luego, las autoridades de Uruguayana le informaron que no contaban con los medios para ayudarlo a trasladarse desde Porto Alegre a esa localidad.

«El Consulado de Uruguayana reconoce que no tiene dinero y no puede mandar a alguien para pasar por mí. Y es que Asistencia Social de Brasil ya había dispuesto dinero para enviarme de Santa Catarina a Porto Alegre, que se ubica a 400 kilómetros de Uruguayana. Ahora el problema es que no tenemos quién me ayude a trasladarme ese trayecto porque el Consulado de Uruguayana me dice que no tienen dinero».

El caso

Pablo Delapierre trabaja en el rubro gastronómico y a mediados de marzo viajó hasta Florianópolis, más precisamente a Barra de Lagoa para desempeñarse en su oficio. Sin embargo, con el correr de los días la pandemia de coronavirus covid-19 comenzó a afectar duramente a la región y al intentar volver, Pablo se vio cercado por las medidas que restringen la circulación de personas.

“En el estado de Santa Catarina se prohibió el transporte público de pasajeros, por ende para mi era imposible llegar hasta la frontera en colectivo”, contó Pablo en diálogo con Misiones Online. Sin embargo, pudo acercarse hasta el punto fronterizo gracias a una persona particular que lo trasladó en su auto a cambio de una suma de dinero.

Al llegar a Dionísio Cerqueira realizó su salida migratoria de Brasil, no obstante, al llegar a la Aduana Argentina de Bernardo de Irigoyen, las autoridades le negaron el ingreso al país por el bloqueo de fronteras que se da en el marco de la Emergencia Sanitaria. Desde entonces, estuvo varado en la frontera. Pasó una noche durmiendo en la vereda y las otras en la Comisaría de la Policía Federal de Brasil, quienes hospitalariamente le cedieron un lugar.

Cuando presentó un recurso para el traslado, las Justicia le negó el paso el pasado 22 de abril.