La Fiesta Nacional del Inmigrante se realizará en noviembre

La edición especial de la 41° Fiesta Nacional del Inmigrante se realizará del 12 al 15 de noviembre, con características únicas debido al contexto que se vive a nivel mundial por la Covid-19. La comisión directiva logró un acuerdo unánime para que las actividades se reduzcan a la mitad, siguiendo la evolución de la emergencia. Las celebraciones por el Día del Inmigrante se realizarán del 4 al 6 de septiembre, con una muestra cultural reducida y transmisiones en línea de distintas actividades.

En reunión de Comisión Directiva de la Federación de Colectividades, y con la presencia de los presidentes de la mayoría de las colectividades, este viernes se aprobó la realización de la 41ª edición de la Fiesta Nacional del Inmigrante en el mes de noviembre. Pero antes, en el marco del Día del Inmigrante, el 4 de septiembre, comenzará a haber movimiento en el Parque de las Naciones. Ambos eventos están sujetos a las condiciones sanitarias y a la autorización del gobierno provincial y municipal.

La reunión tuvo lugar en la sede de la Federación de Colectividades, bajo estricto protocolo sanitario. Es la primera reunión presencial que se realiza desde el inicio de la pandemia que marcó la suspensión de toda actividad en el icónico y representativo espacio histórico-cultural. Fue encabezada por el presidente de la Federación, Juan Hultgren, acompañado por el intendente de Oberá, Carlos Fernández, invitado especial para la ocasión

Al inicio de la reunión se presentaron dos propuestas respecto a la edición de la Fiesta Nacional, la cual, por motivos que son de público conocimiento, no podrá realizarse en septiembre. Una de las propuestas era su realización en el mes de noviembre, con formato diferente y reducción de actividades. La otra, su directa suspensión para el año que viene.

Cada uno de los asistentes brindó su opinión con pensamientos y posiciones diferentes pero con la clara visión de que «el Parque de las Naciones no puede permanecer dormido». En ese sentido, la mayoría de las colectividades votaron afirmativamente a que la Fiesta se realice en el mes de noviembre, mientras que el resto votó por acompañar la decisión general, por lo que se aprobó unánimemente.  

El siguiente punto en de la reunión fue la propuesta de realizar actividades en el marco del Día del Inmigrante. Fue aprobado que los días 4, 5 y 6 de septiembre se realizarían diferentes actividades en el marco de las celebraciones. La propuesta es la realización de una Muestra Cultural con presencia limitada de personas y transmisión vía streaming

«Todo va a depender de cómo nos vaya en el país con la pandemia»

El intendente Fernández, señaló que fue a «acompañar a todos los presidentes de cada colectividad, a la Federación, para apoyar, para dar nuestra opinión de cómo debemos seguir trabajando en esta gran Fiesta Nacional del Inmigrante, para que involucre a todos y a cada uno, no solamente a los obereños sino a los misioneros, y pensando que de acuerdo a los tiempos y a la programación de fecha, probablemente al mundo entero le vaya mejor con esta pandemia y que las expectativas son de que tengamos una apertura de fronteras dentro del país para que podamos ofrecer esta fiesta no solamente a los misioneros, sino a parte por lo menos de la región del NEA, para que nos acompañen en noviembre».

Sobre la decisión tomada por las colectividades, remarcó que «es una fecha tentativa de poder presentar en la 41 Fiesta del Inmigrante. Esperemos que no se corte y que no tengamos que reprogramar para el año que viene, sino dar la oportunidad de volver a mostrar a la gente lo que significa la fiesta, en recordar a nuestras y a nuestros abuelos, a nuestro anciano, a nuestra gente, que tenga la oportunidad de venir. Todos estamos con ganas de salir, de estar, de encontrarnos, de saludarnos, pero todo esto va a depender de cómo nos vaya en el país con la pandemia». El jefe comunal afirmó que la intención es la de «acompañar, gestionar, estar al lado y ver en qué podemos ayudar desde cualquiera de las áreas que tenga el municipio para poder representar de la mejor manera posible a los inmigrantes»

«La aprobación final va a ser cuando tengamos firmado el protocolo»

Por su parte, Hultgren afirmó que «se va a empezar a trabajar con todos los protocolos necesarios para llevar a cabo la fiesta, o esta posible fiesta, en el mes de noviembre. Es más trabajo, pero si nosotros no logramos esta reunión y la aprobación de cada colectividad y el acompañamiento del municipio, no podríamos empezar a trabajar en esa seguridad que pretendemos tener en el mes de noviembre». Todas las colectividades dieron su aprobación, hasta el municipio ve la posibilidad y la factibilidad de que se realice. Para el presidente de la Federación, lo que sigue es armar el protocolo. «Estaríamos armando las distintas comisiones a partir del lunes y a trabajar para que sea aprobado en cada área correspondiente, tanto como el municipio y el gobierno de la provincia. También dentro de las mismas colectividades necesitamos un protocolo», explicó.

Sin embargo, aclaró que «la aprobación final va a ser cuando tengamos firmado el protocolo de cómo hacer esa fiesta, teniendo en cuenta los días reducidos a los desfiles, espectáculos» y adelantó que «La idea es hacer un desfile reducido, trabajando con los trajes alegóricos de cada una de las colectividades. Las casas van a abrir dentro de su capacidad o su gastronomía, también limitada, con artistas locales, algunos provinciales, con ballets reducidos, con la parte comercial algo más localista, más nuestro. Los expositores van a ser obereños. O sea, creo que todo en un 50 por ciento es lo que vamos a tratar de llevarlo a cabo».