Favorable cierre de año en ferias y mercados por repunte de ventas


Pese a las pocas expectativas que tenían los comercios de alimentos, las fiestas elevaron el consumo. Aguardan con ansias el movimiento que habrá hoy y mañana

Favorable cierre de año en ferias y mercados por repunte de ventas

Por Nazarena Torrestorresnazarena@gmail.com

Las fiestas de fin de año sorprendieron positivamente a los comerciantes de alimentos, que pudieron notar un importante repunte en la venta de productos típicos de la fecha. El típico pan dulce, además de budines, sidras y turrones fueron los más elegidos, aunque también lo que hace a la cena, incluyendo las verduras de hoja y las frutas para la ensalada.

Tanto los supermercados como los almacenes e incluso las ferias francas notaron este incremento en las últimas jornadas cercanas al 24. Mientras, aguardan que hoy y mañana el comportamiento de los consumidores se repita para dar un cierre alentador a un año que fue complejo en todos sus aspectos.

En cuanto a las subas de precio, se registró más en hortalizas, teniendo en cuenta la temporada de sequía que se vive y que dificulta la producción, principalmente de productos de hoja, como la lechuga y la rúcula.

Expectativas cubiertas

El supermercadista Lucas Kerps indicó a El Territorio que las expectativas de venta para el fin de año eran muy bajas, siguiendo la línea de disminución de venta que hubo en los últimos tiempos.  Sin embargo, celebró que haya sido –por el contrario-  uno de los años que más se vendió todo lo referido a las fiestas. “La verdad que nos fue muy bien, teniendo en cuenta la situación que venimos viviendo a raíz de la pandemia y por ahí la baja de ventas, teníamos las expectativas de que no íbamos a llegar con lo que se espera para el cierre de año, pero  hubo un repunte importante, y la verdad que cerramos el año muy contentos”, puntualizó.

En ese sentido, remarcó que mucha gente realizó las compras de Navidad a último momento, generando un aluvión de ventas. Por ese motivo, se encuentran expectantes ante lo que será Año Nuevo. 

“Arrancamos la semana bastante tibios, pero estamos esperando que justamente miércoles (por hoy) y jueves (por mañana) otra vez haya pico de consumo importante”, explicó.

De la misma manera, Ismael Ortigoza, representante de la Cooperativa de Almaceneros, contó que “en el sector se han comercializado todos los productos navideños, en nuestros caso sobre todo las bolsitas solidarias, estamos más que contentos”.

Señaló que en la jornada del lunes habló con unos 20 almaceneros de los barrios de Posadas, quienes le manifestaron también la alegría por las buenas ventas que tuvieron la semana pasada. “Para Año Nuevo estamos vendiendo bastante bien, hay colegas que también nos dicen lo mismo. Este año que no tendría que haber venta por la pandemia, por el contrario hubo más que otros años”, apuntó.

Lo que más se compra

Ortigoza destacó que lo que más se llevaron los consumidores fueron las bolsitas navideñas solidarias, una idea que hace tiempo implementa en el almacén y tiene excelentes resultados. “Salen 390 pesos y viene gaseosa, sidra, pan dulce, etcétera. Se ha vendido muy bien. Lo importante es que la gente tenga recursos, una vez que la gente tiene su plata compra para sus fiestas. Lo que importa es pasar en familia y que no falte nada, a pesar de todo lo malo de la pandemia. Estamos notando que la gente celebra con su familia”, ponderó.

Y añadió: “Si uno tiene buen precio, la gente ya viene, hace mucho que trabajamos en la Cooperativa de Almaceneros. Tenemos una bolsa solidaria general de 625 pesos con muchos productos básicos y sale muy bien. Sirve para ambos, al cliente y a nosotros también. Hace muchos años que estamos, tengo 50 años de almacenero, la gente me reconoce y sabe que nos ayudamos mutuamente entre todos”.

En tanto, según detalló Kerps, lo que más buscó la gente en la previa a Nochebuena fueron los productos típicos de la fecha. “Turrones, pan dulce, budines, sidras. La verdad que hemos tenido una venta buena y esos productos son los que dieron la nota”, afirmó.

Empero, adujo que en lo que refiere a carnes, las ventas no fueron las esperadas. “Creemos que es porque mucha gente no comió asado, hay muchos casos de gente que pasó sola o con la familia reducida, por eso prefiere no prender la parrilla. Mucho tiene que ver la pandemia en esto, por los picos de contagio elevados, mucha gente prefirió no juntarse quizás”, reflexionó.

Mientras, en lo que refiere a las ferias, José Villasanti, presidente de las Ferias Francas de Posadas, explicó que lo que más se busca siempre es “queso, choclo, mandioca nueva, lechón, pollo. También así melones, frutas para la ensalada, hojas verdes de lechuga, rúcula”.

“Los productores que trajeron lechones, trabajaron con pedidos, con gente que pidió con anticipación. No hubo mucho por la sequía, las complicaciones para producir alimentos, sabemos que es muy caro el alimento para cerdos, pollos, entonces tampoco hubo tanta producción. Pero lo que trajeron, lo vendieron a un precio razonable, sabiendo que al productor hoy le cuesta mucho”, ratificó.

En las ferias

Villasanti, en diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7, hizo un pequeño balance del sector productivo en general y aseveró que “fueron buenas ventas a pesar de todo, arrancando desde que el 2020 fue un año complicado para todos, a nosotros también nos tocó vivir y sentir esto en carne propia”.

“Cuando comenzó la pandemia, no trabajamos dos o tres fines de semana, lo que tocó muy de cerca al productor, que perdió producción en esos días, sin poder vender, hasta que se volvió a recuperar la comercialización de a  poco. Hoy hay muchos feriantes que no vienen porque son mayores, no quieren arriesgarse, no estamos trabajando al 100%. Pero dentro de todo seguimos bien”, remarcó.

Respecto de fin de año, dijo que siempre se vende bien, a buenos precios, y se aguardan con ansias las ferias de hoy y mañana.

“El productor tiene un poco de miedo porque sabemos que cuesta venir por el viaje, combustible, por eso ojalá que se comercialice todo y puedan volver a sus casas con los cajones vacíos”.