Coronavirus: ante la apertura de locales en Posadas, el Centro de Empleados de Comercio destacó la reactivación económica y el acuerdo mutuo entre empleadores y trabajadores

Coronavirus: ante la apertura de locales en Posadas, el Centro de Empleados de Comercio destacó la reactivación económica y el acuerdo mutuo entre empleadores y trabajadores

“Los 24 rubros que se abren hoy son todos del convenio colectivo de empleados de comercio, así que es importante que los comercios puedan volver a levantar las persianas y con esto se reactive un poco la economía” afirmó este lunes el secretario general del Centro de Empleados de Comercio de Posadas, Benigno Gómez, ante la apertura de nuevas ramas de la actividad mercantil permitida dentro de la flexibilización del decreto que obliga al aislamiento social preventivo por coronavirus.

Benigno Gómez-

Aunque admitió que el sector sabe que no será fácil, después de permanecer más de 50 días cerrados. “Venimos de una cuarentena que se extendió bastante, con algunas de actividades que fueron exceptuadas y otras que no. Primero vamos a ver la conducta del empresario, como establece la parte sanitaria; el consumidor también tiene que acatar las medidas sanitarias que se llevan adelante, porque el cuidado de uno es el cuidado de todos”, consideró el sindicalista.

Para Gómez, “si nosotros nos mentalizamos y nos concientizamos eso va a ser para salir adelante y salir de esta crisis que estamos sumergidos todos, tanto empresarios como empleados y el mismo Estado que no está recaudando”.

Una de las razones por las que evaluó como muy positiva la decisión del Gobierno provincial de reabrir 24 ramas del comercio a partir de este lunes, es la cuestión salarial. “Marzo se pudo percibir el salario y abril sí fueron los 30 días cerrados; se está al mes 11 de mayo, el trabajador está percibiendo el mes de abril. Aquellas empresas que no estaban dentro de las excepciones, que no eran esenciales se acordó cobrar el 75%, el trabajador tuvo que rescindir un 25% de sus ingresos”, reseñó en diálogo con FM Libertad.

Gómez resaltó la importancia que tiene es esta etapa la distribución horaria establecida con el fin de organizar las salidas y el desplazamiento de personas en la vía pública y adentro de los comercios. “Por eso se hace en dos etapas: el horario desde las 8 para los supermercados mayoristas y minoristas y de 9 o  9.30 para los comercios en general. Si se reactiva eso, yo creo que el trabajador va a poder recuperar el salario en su integridad y si no, no sé qué va a pasar”.

Con relación a los salarios, Gómez consideró además que “Esta semana comenzamos ya venciendo ya los días de pago; esperamos que los empresarios estén a la altura de las circunstancias y ayuden al trabajador y el trabajador también tienen que entender que la base de todo esto es el trabajo; nosotros por encima de todas las cosas vamos a cuidar r la fuente laboral. Lo que estamos viendo es que por ahí vemos una reubicación, se está respetando, se está cuidando; se están achicando, pero reubican a su personal”.


Leé más sobre coronavirus haciendo click aquí


El sindicalista reiteró que la actitud de los trabajadores de comercio debe ser de colaboración con el empleador en estos momentos. “El trabajador también tiene que entender y salir a ofrecer, de la forma que sea, por la forma que pueda; a través de las redes sociales, como pueda, ofrecer el producto, porque así si coadyuva al empresario creo que va a tener primero y por sobre todas las cosas, su fuente laboral y en segundo lugar, poder percibir sus salarios”, afirmó.

Modalidad de atención en horario corrido

Para el Centro de Empleados de Comercio, la decisión de abrir los comercios en horario corrido hasta las 17.30, “si bien no fue una decisión consensuada”, está justificada dentro del marco de la emergencia sanitaria. “El intendente consideró que para poder tener controlada a la sociedad es a través de un horario corrido, entonces el flujo del movimiento, tanto vehicular como de todos los transportes se va a dispersar de alguna manera para poder llegar cada uno a su establecimiento y también la posibilidad el consumidor de trasladarse de cualquier forma para venir a hacer sus compras”.

“Ahora, después de que pase todo esto se rediscutirá o se planteará cómo vamos para adelante. Nosotros siempre quisimos horario corrido, pero en otras circunstancias, en otra situación.  Hoy es una situación de emergencia que obliga al Ejecutivo provincial y municipal a tomar esta decisión. El gremio acá no tiene mucho que ver porque no es una cuestión laboral, es una cuestión por la pandemia. Hay que cuidar la fuente laboral, si ellos tomaron esta decisión es porque están asesorados, hay que ver cómo moverse los posadeños o los misioneros”, reflexionó Gómez.

En el contexto del horario que estará vigente mientras dure la cuarentena, el sindicalista se refirió a algunas particularidades, como el almuerzo de los empleados y en ese sentido aclaró que en situaciones normales, el convenio colectivo de trabajo estipula un refrigerio y para ello se autoriza entre 20 y 25 minutos. Pero en esta ocasión, “son situaciones distintas a un acuerdo laboral; si nosotros tenemos que ponernos a plantear el horario de corrido hay muchas cosas que hay que regularizar internamente y condiciones laborales de los que van a prestar servicios. Esto salió por emergencia sanitaria y corresponde el respeto a las autoridades que llevan adelante esta medida, nosotros hoy por hoy no podemos tomar parte en las cuestiones inherentes a las actividades del empleado de comercio; el trabajador va a tener que acatar las medidas porque se trata del cuidado de la salud por sobre todas las cosas. Después, seguramente, con el correr del tiempo, cuando pase la pandemia, hay que ver si hay intención de seguir con esta modalidad, ahí discutiremos cosas que beneficien al trabajador por sobre todas las cosas y las condiciones que establecen los convenios colectivos de trabajo”.

Finalmente, en cuanto a los números de personas que están incluidas en la categoría “empleados de comercio”, Gómez dijo que en la zona metropolitana que incluye Posadas, Garupá, parte de Candelaria, llegan a 20 mil y en toda la provincia, suman 35 mil empleados que a partir de hoy volverán a circular y en ese sentido, recalcó la importancia del cuidado personal y el respeto a las normas que imponen distancia social en lugares públicos, además del uso de barbijos y la no permanencia durante mucha tiempo en los lugares cerrados.