El impacto de los controles de cambios en el campo: se podrían perder USD 1.200 millones de la cosecha de trigo

Las últimas decisiones adoptadas por el Banco Central afectarían el uso de tecnología del productor en la presente campaña del cereal.

Aseguran que por el cepo al dólar se podrían perder casi 1.200 millones de dólares en la producción de trigo
Aseguran que por el cepo al dólar se podrían perder casi 1.200 millones de dólares en la producción de trigo

Sigue la incertidumbre en el sector agropecuario por los alcances de la resolución que el pasado viernes implementó el Banco Central de la República Argentina (BCRA), mediante la cual estableció una serie de condiciones para que las empresas importadoras puedan acceder a divisas para el pago de compras al exterior.

Desde varios sectores de la producción precisaron que la medida provoca un cepo a los importadores de insumos que son esenciales para las labores agropecuarias, lo que ha derivado en numerosos problemas para acceder a fertilizantes y agroquímicos.

 La medida y otras que viene dictando el Poder Ejecutivo, tienen impacto en la producción agropecuaria, menoscabando la confianza necesaria para producir e invertir y comprometiendo, de ese modo, las expectativas futuras, en particular respecto de la siembra de trigo

Además, los productores sostienen que habrá una reducción del paquete tecnológico a aplicar en los cultivos, por el aumento de precio que provocará en los insumos, donde la mayoría son importados, y por lo tanto habrá una disminución de los rendimientos cosechados.

Ayer los integrantes de la Mesa de Enlace anunciaron que solicitaron dos audiencias para analizar los alcances de la resolución: por un lado, al ministro de Economía, Martín Guzmán, y por el otro, con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce. “La medida y otras que viene dictando el Poder Ejecutivo, tienen impacto en la producción agropecuaria, menoscabando la confianza necesaria para producir e invertir y comprometiendo, de ese modo, las expectativas futuras, en particular respecto de la siembra de trigo”, manifestaron los dirigentes del campo.

Los dirigentes de la Mesa de Enlace pidieron reuniones con integrantes del gabinete nacional para analizar los alcances de la normativa del Banco Central
Los dirigentes de la Mesa de Enlace pidieron reuniones con integrantes del gabinete nacional para analizar los alcances de la normativa del Banco Central

El Consultor y ex Secretario de Agregado de Valor, Néstor Roulet, dijo que la normativa del Banco Central, “no solo van a encarecer los insumos importados para el campo, sino que las importadoras ante la imposibilidad no poder cumplir con las condiciones requeridas, directamente no puedan traer el producto”.

En ese sentido, Roulet señaló que habrá dos escenarios que impedirán potenciar la producción de trigo: “Si es más caro la relación producto/insumo nos impide aumentar la fertilización o si el producto no entra al país directamente estamos forzados a perder potencial de rendimiento. Lo que tendría que saber la gente del BCRA que tanto la fertilización como la protección del cultivo es la inversión de más rápida repuesta productiva, ya que a los seis meses puede aumentar los ingresos al país en forma significativa”.

Proyecciones

Según publicó el consultor en Twitter, “un trigo con baja tecnología productiva puede rendir 2,5 toneladas por hectárea y con una buena tecnología mínimo 3,5 toneladas por hectárea. Si se van a sembrar 6,8 millones de hectáreas, con baja tecnología la producción total sería 17 millones de toneladas, y con la tecnología adecuada 23,8 millones de toneladas. La diferencia de 6,8 millones de toneladas, significa que la Argentina perdería un ingreso de 1.156 millones de dólares”.

 Un trigo con baja tecnología productiva puede rendir 2,5 toneladas por hectárea y con una buena tecnología mínimo 3,5 toneladas por hectárea (Roulet)

Por su parte, la estimación realizada por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) reflejó que en el territorio bonaerense, donde se produce el 60% del trigo de todo el país, el aumento del paquete tecnológico provocará una caída de cerca de 400 millones de dólares, si hay una merma de 2 millones de toneladas de las previstas a cosechar en la campaña que recién comienza.

Y además, manifestaron: “La incertidumbre que genera esta medida en mitad de la campaña fina (trigo y cebada), se extenderá también a la futura campaña gruesa, a no ser que se arbitren los mecanismos necesarios para garantizar que los aumentos en los insumos no se efectivicen. Un desdoblamiento cambiario significa que el productor va a terminar pagando sus insumos productivos a un dólar CCL ($115), MEP ($107), es decir, un dólar de entre dos y tres veces superior al que está recibiendo por su producción (dólar soja $46)”.