El enviado del Gobierno ingresó a las oficinas de Vicentin y concretó el inicio de la intervención

El subinterventor Luciano Zarich ingresó a la sede de la empresa en la localidad santafesina de Avellaneda junto al escribano oficial Carlos Gaitán y directivos de Vicentín.

Luciano Zarich, el escribano oficial Carlos Gaitán y directivos de Vicentín
Luciano Zarich, el escribano oficial Carlos Gaitán y directivos de Vicentín

Horas ante de la reunión entre Alberto Fernández y la cúpula de Vicentin en Olivos, el Gobierno ingresó a la compañía y oficializó la intervención. Este mediodía, el subinterventor Luciano Zarich fue a la sede administrativa de la empresa en la localidad de Avellaneda junto al escribano oficial Carlos Gaitán y directivos de Vicentín.

“Tras el ingreso Zarich y los directivos de la empresa iniciaron una reunión en la que se elabora el acta acuerdo de traspaso formal de la empresa”, detalló un comunicado oficial.

El lunes, el Presidente anunció la intervención de Vicentin y el envío de un proyecto de ley al Congreso para la declaración de la utilidad pública y la expropiación de la cerealera que en diciembre pasado entró en cesación de pagos.

Según pudo saber Infobae de fuentes de Avellaneda la instrucción de Sergio Nardelli, CEO de la compañía, quién ya está en Buenos Aires para reunirse hoy con el Fernández fue permitir el acceso de los funcionarios. Sería una señal de que el diálogo comienza a fluir entre las partes y que hoy la reunión podría comenzar a ofrecer soluciones al conflicto.

Alberto Fernández y Sergio Nardelli, CEO y heredero de Vicentin
Alberto Fernández y Sergio Nardelli, CEO y heredero de Vicentin

En la reunión se habría firmado un acta en la que la empresa acepta la Gabriel Delgado como interventor. Este economista del INTA y ex funcionario del gobierno de Cristina Kirchner fue designado, junto a Zarich, el lunes por el presidente.

Se buscaría que ese acta pase a formar parte del expediente del concurso de acreedores de la empresa, que lleva adelanta el juez Fabián Lorenzini, y la presencia y aceptación también del Banco Nación, principal acreedor de la agroexportadora, daría un contexto adecuado para que el magistrado acepte la presencia de Delgado como interventor dentro de la causa. Eso es lo que pretende el Gobierno –por eso la presencia de Gaitán en Avellaneda–, una idea que tendría el visto bueno de la cúpula de la empresa y que sería la base de la conversación, en mejores términos, que tendrán con Fernández esta tarde en Olivos.

Estrategia oficial

Cómo detalló hoy Infobae, luego del rechazo que causó su anuncio. El Gobierno busca alternativas para evitar la expropiación de Vicentin, pero no la intervención.

Fuertes cacerolazos en la Capital Federal, manifestaciones en Santa Fe y el rechazo a la medida de Roberto Lavagna, el establishment empresarial y el impacto en los mercados, en medio de la negociación de la deuda, habría hecho que Fernández busque una alternativa a la expropiación. La idea de que Delgado también sea el interventor del juez del concurso es parte de esa estrategia.

Banderazo en Avellaneda, anoche
Banderazo en Avellaneda, anoche

En este contexto la empresa también habría dado una señal a las autoridades. Ayer en un breve comunicado, rechazó –sin decirlo taxativamente– la intervención que ahora acepta.

“La compañía hace saber que, con la finalidad de preservar la paz social, evitar perjuicios para el patrimonio de la compañía y preservar los derechos de los acreedores, ha tomado contacto con los representantes de la intervención dispuesta por el Decreto 522/2020 a fin de que con la insoslayable participación del Juez a cargo del concurso preventivo de Vicentin S.A.I.C., se defina y determine el alcance de la intervención dispuesta”, dice el breve texto firmado ayer por el directorio de la empresa. Fue antes de conocerse la reunión de hoy.

“Tuve una buena charla con uno de los accionistas de la empresa, Sergio Nardelli. Confío en que podremos hacer las cosas tranquilos, no es motivo de pelea. Lo que hacemos es rescatar a la empresa de una quiebra, pero tratan de mostrarlo como un gesto arbitrario”, dijo ayer el Presidente en una entrevista radial. “Hay que explicarle a la gente lo que está pasando: estamos en presencia de un grupo económico que tiene muchas actividades pero la principal es exportar cereales. Vicentin ha entrado en un colapso enorme, como consecuencia de un crecimiento desbordado, y está en muchas dificultades para operar”, aseguró.

Luego de marchas y banderazos, el Concejo Municipal de Avellaneda dictó una resolución de repudio a “las decisiones arbitrarias del Presidente de la Nación dirigidas a expropiar la firma Vicentín”.

“Rechazamos y repudiamos las decisiones del gobierno nacional dirigidas a intervenir abruptamente y expropiar a la firma Vicentín, por resultar violatoria de las Garantías Constitucionales que protegen el Derecho a la Propiedad Privada, violentar el Sistema Republicano de Gobierno y avasallar la funciones reservadas al Poder Judicial”, dice la norma local. Y le piden a Omar Perotti, gobernador provincial, intervenir ante Ejecutivo y a los Diputados y Senadores nacionales que rechacen el proyecto de expropiación

Ahora, de cara a la reunión de hoy, las cosas parecen estar algo más calmas. Al menos entre el Gobierno y la empresa.