Covid 19: Ginés explicó por qué no se pudo cerrar la negociación con Pfizer

El ministro de Salud de todas formas aclaró: “Tengo toda la esperanza de concretar el acuerdo”

En el marco de un anuncio junto a sus pares de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, el ministro de Salud de la nación Ginés González García dio detalles de la negociación que la Argentina lleva adelante con el laboratorio Pfizer en torno a la vacuna contra el coronavirus y explicó por qué las dosis no llegarán al país este mes.

Al respecto, González García dijo: “Tengo toda la esperanza de concretar el acuerdo con Pfizer, no puedo dejar de decir que fueron los primeros con los que negociamos. La expectativa siempre fue importante, más allá de que tenga que ser refrigerada a menos 80 grados. Hemos buscado adecuar la logística para que podamos tener esa vacuna a esa temperatura”.

“En la negociación se nos pidió una ley que les diera inmunidad, esa ley salió. Después, desde la casa central de Pfizer en EEUU decían que esa ley no era suficiente, que había que hacer una nueva leyy además que el contrato no lo firmara yo sino el Presidente; son condiciones un poco inaceptables”, detalló.

En esa línea, dijo: “Esto fue la semana pasada. Les hemos pedido que revean toda esa circunstancia porque la voluntad política de Argentina es tener todas las vacunas. La prioridad es cuándo la íbamos a tener. Ellos cambiaron las condiciones”.

“Yo hablaba de que íbamos a tener algunas vacunas en diciembre. Era la vacuna de Pfizer, para diciembre, enero y febrero. Después de febrero teníamos acceso a otras vacunas más fáciles operativamente, es muy difícil hacer una vacunación masiva con una vacuna de esas características (refrigeración). Aun así aceptamos que fuera febrero, pero si bien hay un pedido concreto de parte del gobierno argentino de concretar las negociaciones, la negociación no está cerrada”, contó González García.(Franco Fafasuli)(Franco Fafasuli)

En tanto, reveló: “Mis temores son que la producción se les cayó a la mitad de lo que tenían como hipótesis productiva; no quiero pensar mal, pero no quiero que no correspondan con la actitud que tuvo el Gobierno argentino. La esperanza la sigo teniendo de que podamos contar con esa vacuna”.

La conferencia de prensa a la que convocaron González García, Daniel Gollán y Fernán Quirós estuvo centrada en un pedido de responsabilidad para la población. Es que en el marco de un estancamiento de los casos en el AMBA, y con las Fiestas y el verano en el horizonte cercano, los funcionarios resaltaron: “Venimos siguiendo la evolución de la enfermedad y si bien hemos visto un descenso en las últimas semanas, en los últimos días empezó a estabilizarse ese descenso. Encima en los países limítrofes están ascendiendo la cantidad de casos, es algo relativamente inesperado”.

Por el tiempo que pasó, porque se acercan las Fiestas, porque se acerca el verano, hay razones para juntarse y encontrarse con los vínculos afectivos y sociales. Se ha flexibilizado bastante la conducta, y en muchos casos se dejó de cumplir con el uso del barbijo, la distancia, reuniones sociales en lugares cerrados, y no es secreto que en Argentina sigue habiendo circulación comunitaria, y si aumenta la circulación de argentinos, van a aumentar los casos”, sostuvo González García.

Al respecto, detalló que “como vienen las Fiestas y las vacaciones, es necesario que se aumente el cuidado, volver a viejos comportamientos que habíamos logrado durante un buen tiempo que nos permitió mantener en control la situación. Los primeros meses de la vacuna van a servir para bajar la mortalidad, no bajar la circulación del virus”.

“La idea es pedirles colaboración para que volvamos al comportamiento colectivo”, concluyó.

A su turno, Gollán se expresó en la misma línea: ”Hace cinco o seis días estamos viendo que tenemos un aumento de la cantidad de casos. La foto es que se estanca la velocidad con la que venían cayendo los casos, y lo mismo sucede con las camas de terapia intensiva, la velocidad con la que venía cayendo la ocupación de camas en el AMBA también nos preocupa”.

“Las llamadas al 148 nos preocupan también, el rebote es bastante significativo en los últimos diez días, hay que reforzar el mensaje de que no nos podemos relajar; si no cumplimos los protocolos, sería una picardía que a poco de empezar a tener una solución definitiva de la vacuna, terminemos convirtiendo esto en que un ser querido se enferme”, dijo.

En ese sentido, destacó: “Los que vayamos a juntarnos con personas mayores, tratemos de movernos lo menos posible” y adelantó que en la provincia de Buenos Aires “vamos a tener más presencia de control para que se cumplan los protocolos y las normativas vigentes. Si logramos hacerlo, pasaremos unas buenas vacaciones para que cuando empiece la temporada invernal estemos con un nivel bajo de casos de coronavirus”.

“La vacuna es importantísima, pero vamos a convivir muchos meses con medidas de cuidado y vacuna. Apelamos a la responsabilidad colectiva e individual”, concluyó.

Por último, Fernán Quirós pidió a los porteños seguir haciendo “un esfuerzo cotidiano” con medidas preventivas para evitar el contagio de coronavirus y colaborar para que un eventual “rebrote sea más tardío”.

En tanto, Quirós aseguró que en la ciudad en los “los últimos 7 o 10 días dejó de descender” la curva de contagios y que “es necesario bajar el piso de 300 casos” que se registran diariamente de la covid-19.

Infobae.