Las 5 razones por las que el coronavirus enfermó a la economía argentina

El economista Fausto Spotorno detalló en diálogo con Infobae el impacto de la pandemia en el país. Cierre de empresas, pérdida de empleos y aumento del riesgo inflacionario, son los principales resultados que dejará la crisis.

La crisis económica que desató la pandemia de coronavirus en la Argentina todavía no pueden ser cuantificadas pero acarrearán severas consecuencias en todos los sectores. Si bien hasta el momento el Gobierno lanzó un paquete de ayuda para paliar los efectos económicos que asciende a $850.000 millones y que equivale al 3% del PBI, el economista Fausto Spotorno, Director del Centro de Estudios Económicos de OJF, explicó las razones que explican por qué el Covid-19 enfermó a la economía.

La caída de la producción, el cierre de empresas, la pérdida de empleos, el quiebre de la cadena de pagos y el aumento del riesgo inflacionario, son los cinco puntos que detalla Spotorno en diálogo con Infobae.

“En medio de una pandemia global y una recesión económica de tamaño global, es necesario recordar cuáles son las cinco razones por la cual la pandemia del coronavirus enferma a la economía”, señala el especialista.

En ese sentido, remarca que la primera de esas razones es el hecho de que la economía no produce. “No hay magia macroeconómica, ni magia financiera, ni capacidad de préstamo que compense el hecho de que no se está produciendo, que faltan bienes en la economía, y de que faltan por lo tanto trabajos”, asegura el economista.

 Muchas personas que hoy tienen trabajo, se van a encontrar al final de la pandemia con la perdida de sus empleos

Otro problema, según agrega, es el riesgo financiero y el rompimiento en la cadena de pagos que se está dando en la economía argentina. “Naturalmente si alguien no está vendiendo, no está produciendo, no puede cubrir sus cheques, no puede cubrir sus pagos. Eso genera un riesgo financiero, no solamente para la empresa que está teniendo problemas, si no para sus proveedores y clientes”, asegura.

Spotorno afirma que otra cuestión a tener en cuenta es que hay muchas empresas no van a volver a abrir una vez que se reanude la actividad tras el fina de la cuarentena que, en principio, rige hasta el 26 de abril inclusive pero que continuaría durante mayo.

 No hay magia macroeconómica, ni magia financiera, ni capacidad de préstamo que compense el hecho de que no se está produciendo, que faltan bienes en la economía, y de que faltan por lo tanto trabajos en la economía

“En Argentina, todos los años mueren cerca de 50 mil empresas, incluso en los años buenos. En los años malos mueren un poco más, cerca de 60 mil empresas. Lo que pasa que todos los años se crean nuevas empresas y eso va compensando la muerte de aquellas que desaparecen. Sin embargo, en el medio de la pandemia se van a crear muy poquitas empresas, y la recesión va a terminar reduciendo por lo menos en unas 40 mil o 50 mil empresas en todo el año”, considera el economista.

«La muerte de las empresas y la recesión va a generar un efecto sobre el empleo, aún con los programas del Gobierno que intentan sostenerlos ayudando a pagar los salarios. Pero lo cierto es que nada reemplaza la falta de producción”, advierte Spotorno. (Aglaplata)

La cuarta razón que esboza Spotorno por la que la pandemia enferma a la economía es que muchos trabajos se van a perder ya que las empresas no van a poder sostener los costos en un contexto recesivo.

Muchas personas que hoy tienen trabajo, se van a encontrar al final de la pandemia con la perdida de sus empleos. La muerte de las empresas y la recesión va a generar un efecto sobre el empleo, aún con los programas del Gobierno que intentan sostenerlos ayudando a pagar los salarios. Pero lo cierto es que nada reemplaza la falta de producción”, advierte.

Según Spotorno, la última razón por la cual la pandemia enferma la economía es el riesgo inflacionario. En este punto, considera que el gobierno argentino utiliza la emisión de dinero como única herramienta para tratar de ayudar a las empresas.

“Esa cantidad de dinero va a ser muy difícil de absorber en el futuro y por lo tanto, en algún momento, no necesariamente en el corto plazo, vamos a empezar a tener un riesgo inflacionario muchísimo mayor”, concluyó.