El presidente de la CESANE desligó a la entidad respecto al nuevo aumento del combustible

El presidente de la CESANE desligó a la entidad respecto al nuevo aumento del combustible

Faruk Jalaf presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio y Afines del Nordeste (CESANE) manifestó su preocupación el nuevo aumento del combustible que hubo en los últimos meses, y aseguró que la CESANE no es responsable de la suba de los precios, sino las políticas económicas petroleras estatales y las del gobierno. 

“Nosotros no somos formadores de precios, cuando el Estado decide aumentar los impuestos, aumentan los precios. Y cuando las petroleras deciden aumentar porque aumentó el barril del petróleo yo los biocombustibles, que aumentaron hasta un 90 por ciento porque estuvieron congelados durante todo el año pasado, ese 90 por ciento corresponde al 10 por ciento de los combustibles” expresó Jalaf. 

Indicó que los aumentos no solo influyen en la demanda, sino también en ciertos cambios que están obligados a hacer por esto. Por ejemplo, indicó que tendrán que hacer un recambio en todos los surtidores y carteles de precios ya que, tienen solo dos decimales, y con el aumento necesitan seguir agregando para mostrar los precios a los combustibles.

El último aumento tiene el objetivo de lograr un “reordenamiento” que busca disminuir la brecha entre los precios del petróleo en el país. En cuanto a esto, Jalaf criticó duramente a quienes justifican que el aumento debe ser en todo el país, y que Misiones pague el combustible a un precio igual o superior al de otras provincias que tienen un traslado mucho más largo. 

“No tiene ninguna justificación el incremento que hay o que tengamos el mismo precio que tienen en otras provincias que tienen un transporte más largo, una distancia más larga” sostuvo el presidente de la CESANE. 

Diferencias de precios entre las provincias 

Aseguró que el precio del combustible más bajo del país está definitivamente en Buenos Aires, y recordó que hace unos años atrás el precio era el mismo tanto dentro del país como dentro de las localidades de la provincia. 

Según Jalaf, esto se debía a que, se compensaba a las provincias del interior con el costo de los fletes, algo que hoy ya no existe. “Para compensar al interior con los fletes cobraran un poco más a las provincias más cercanas y a las más lejanas (las del interior) le cobraban un flete menor. Entonces el precio final era el mismo. Eso también se podría volver a hacer para dejar sentado el federalismo” apuntó Jalaf. 

El aumento del combustible es imprevisible 

Según Jalaf, el aumento en el combustible es inevitable e imprevisible dado que tienen todo una estrategia para anunciar los aumentos. “No sabemos cuando va a aumentar, cuánto ni en qué lugares, porque están subiendo en forma alternada, a veces en un lugar y a veces en otro, para que no tenga tanta difusión mediática. Y están subiendo en aumentos chicos para que no sea muy sensible al bolsillo de golpe” señaló Jalaf.

También confirmó que está programado otro aumento para el 15 de marzo, debido a la actualización de los impuestos. 

En este sentido, indicó que, “si el Estado realmente quisiera bajar el precio del combustible lo puede hacer. En Brasil lo están haciendo, están bajando los impuestos para que el precio del combustible no siga subiendo, pero en Argentina, se sigue manteniendo el esquema de aumentos de impuestos”.

El quinto aumento del combustible en lo que va del año

El nuevo incremento en el precio de los combustibles ronda el 1,2%, aunque aseguran que todavía no impactó en todas las provincias de Argentina. El último aumento se produjo hace dos semanas.

La nafta súper pasó de $79 a $81 en las estaciones de YPF y se espera que en las próximas horas el resto de petroleras se hagan eco de este reacomodamiento de precios.

Guillermo Lego, gerente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de Argentina, confirmó que el aumento promedio ronda el 1,2%, aunque aclaró que todavía no impactó en todas las provincias: «En el interior ha aumentado hace un par de días, en la provincia de Buenos Aires también y parte en Capital, no es un aumento masivo todavía».

Lego indicó: «El punto fundamental es que hace rato que las empresas dicen que tienen que recomponer sus costos… Aumentó el barril y ahí las petroleras aumentan».

El dirigente remarcó que «hay aumentos programados de la nafta hasta mayo» y no dudó en asegurar que el litro superará los 100 pesos a lo largo del año.