Aumentos de tarifas: crecen las dudas en el sector de los servicios públicos y peligra el freno a los subsidios que impulsa Guzmán

Aunque Energía trabaja para evitar una nueva prórroga del decreto que congela hasta fin de año el precio de la luz y el gas, el Presidente anticipó que recién en marzo se revisarán esos valores. Las chances de un esquema de transición y el temor de las empresas por la cercanía de fechas entre los aumentos y las elecciones

En las empresas de gas y electricidad, las expresiones del Presidente generaron inquietudEn las empresas de gas y electricidad, las expresiones del Presidente generaron inquietud

El presidente Alberto Fernández puso el miércoles una nueva fecha al ajuste tarifario y sorprendió con sus dichos a las empresas de gas y electricidad que vienen discutiendo con la Secretaría de Energía las opciones para el descongelamiento a partir del mes próximo. Así lo confirmaba hasta hace pocos días el propio Secretario, Darío Martínez. Pero, acontramano de las afirmaciones públicas del funcionario y de las expectativas del sector, que esperan en diciembre el vencimiento del decreto que impide aumentar los precios de la luz y el gas, el Presidente ratificó que “no habrá aumentos este año” y anticipó en declaraciones televisivas que “a partir de marzo se comenzará a estudiar” la revisión de las tarifas. En sus dichos, mencionó también al interventor del Enargas, Federico Bernal, referente del cristinismo duro en materia energética, quien ya había anticipado hace tres semanas las dificultades para corregir los valores de la energía a partir de diciembre -incluso de manera transitoria-, dado el tiempo que insumiría cumplir con el proceso previo obligatorio de audiencias públicas.

La afirmación presidencial siembra nuevas dudas no sólo entre las empresas sino también sobre el propio Presupuesto 2021 aprobado esta semana en el Congreso en el que, si bien se prevé un aumento real del monto destinado a los subsidios, se establece mantener la misma relación que este año respecto del PIB. Entre 2019 y 2020, los subsidios económicos pasaron de representar el 1,5% del PIB al 2,2%, porcentaje que el ministro de Economía, Martín Guzmán, aclaró que pretende mantener con la aplicación de aumentos de tarifas “que acompañen la inflación”.https://f5dd94a8db88223d4924c6098edb10c8.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Por el lado de las compañías, tanto distribuidoras de gas como de electricidad, no ocultaron su desconcierto por las declaraciones presidenciales. Proyectan ahora el peor de los escenarios: si tampoco en marzo se logra avanzar en una revisión tarifaria, se habrá perdido la última oportunidad del año 2021 ya que difícilmente, advierten, se avance en un esquema de recomposición a medida que se acerquen las elecciones legislativas. “Si lo patean a marzo, es marzo o nunca”, sintetizaron en una de las empresas. En el sector, sin embargo, reconocen el buen diálogo con Energía y “el entendimiento” de las autoridades respecto de la situación.La afirmación presidencial siembra nuevas dudas no sólo entre las empresas sino también sobre el propio Presupuesto 2021 aprobado esta semana en el Congreso en el que, si bien se prevé un aumento real del monto destinado a los subsidios, se establece mantener la misma relación que este año respecto del PIB

En esa línea, Martínez había ratificado hace un mes que no habría una nueva prórroga al decreto de congelamiento e insistió, la semana pasada, en que apuntaba a “llegar con todo listo al verano”, en alusión al plan para ajustar las tarifas en un contexto de “optimización de los subsidios”. Esto es, un direccionamiento más eficiente hacia aquellos usuarios que no puedan pagar, gracias al mayor volumen de información que dejaron los programas de asistencia económica por la pandemia. Sin embargo, esos planes podrían ahora verse demorados un par de meses. Tras los dichos de Alberto Fernández, ahora en Energía se limitan a responder que “la decisión sobre el vencimiento del decreto, si se prorroga o no, depende de Presidencia”. No descartaron, de todos modos, un esquema de transición.

Es que en la órbita del Ministerio de Economía, del que depende la secretaría, el foco está puesto en el nivel de gasto, en el marco de la negociación que transcurre en estos días con el Fondo Monetario y de la cual los subsidios es un tema central.La reducción en el costo de generación es atribuida a la fuerte caída en el precio de los combustibles y también a su menor utilización, por la menor demanda eléctrica. Sin embargo, los especialistas pronostican que esa disminución se revertirá en los próximos años, con el consecuente impacto en los subsidios o, su contraparte, las tarifas

Durante el primer semestre de este año absorbieron 9% del gasto total, 2 puntos más que el año pasado. Ese gasto se viene acelerando y podría, de la mano de la recuperación del precio de los combustibles, crecer aún más en el rubro electricidad. Es lo que plantearon los consultores Patricia Charvay Nicolás Arceo, ambos ex directores de YPF designados en su momento por Axel Kicillof, en un análisis publicado ayer en el portal especializado Econojournal“Los subsidios en la generación eléctrica pasaron de USD 3.200 millones en 2019 a aproximadamente USD 4.200 millones durante 2020. Sin embargo, de no haberse producido una disminución en el costo de generación, los mismos podrían haber alcanzado los USD 6.000 millones”, afirmaron.

La reducción en el costo de generación es atribuida a la fuerte caída en el precio de los combustibles y también a su menor utilización, por la menor demanda eléctrica. Sin embargo, los especialistas pronostican que esa disminución se revertirá en los próximos años, con el consecuente impacto en el nivel de subsidios o, su contraparte, las tarifas. “La instrumentación del Plan Gas seguramente permitirá revertir los niveles de declino que exhibió la producción a lo largo del último año pero también implicará que el costo de generación de energía eléctrica no continuará disminuyendo, al menos, durante los próximos años”, dicen en el texto, en el que agregan “su impacto en términos de subsidios al sector eléctrico dependerá de la evolución de las tarifas durante el próximo año”.