Una docente se equivocó con dos multiplicaciones en la TV Pública y desató una discusión

Los videos de la maestra se viralizaron y derivaron en un debate: ¿lo que falla es la formación o se trata solo de errores aislados, que en general no se filman?.

Desde que se suspendieron las clases presenciales, el 16 de marzo, la TV Pública difunde a diario contenidos educativos destinados a los chicos que están en las casas. En los últimos días se viralizaron algunos errores de docentes en operaciones matemáticas sencillas, que desataron una discusión: ¿se trata de una falla profunda en la formación o, más bien, de errores aislados que, en general, no se transmiten por televisión?

Cada programa está conducido por un periodista y una docente. Los dos errores pertenecen al ciclo destinado a alumnos de sexto y séptimo grado y, en ambos casos, muestran multiplicaciones con números decimales. En el primero de ellos, la maestra de Seguimos Educando multiplica 4,35 X 10, lo que le da como resultado 40,35 en vez del correcto que hubiera sido 43,5.

En el siguiente video, tiene una falla similar: se equivoca al desplazar la coma. En la consigna se lee 789,9 X 100. En vez del resultado correcto, que hubiera sido 78.990, la maestra llegó a otro número: “Pasé dos posiciones y es 7.899, ¿no?”, dice.

 PlayEl segundo de los errores viralizados

Los dos errores en la TV Pública estallaron en Twitter. Con cierta ironía, los primeros comentarios fueron del estilo: “El saber no se toma vacaciones, ni pausa ni descanso. Cerramos la semana con más clases de matemáticas por la Televisión Pública”, tuiteó el economista Manuel Adorni.

Pronto los videos se volvieron virales y los comentarios jocosos dieron lugar a otros de preocupación: “¿Tan mal está la formación docente en la Argentina?”, “¿Esa es la calidad de educación a la que acceden nuestros hijos?”.

Distintos docentes y especialistas en educación salieron a respaldar a la maestra y le quitaron relevancia a la equivocación. Según ellos, los maestros conviven con el error, solo que casi nunca filmados en vivo, e incluso promueve nuevas instancias de aprendizaje.

“Muchísimas veces me equivoqué dando clases. Desde errores de ortografía hasta alguna confusión conceptual que prefiero olvidar. La diferencia con la seño de la TV es que nadie me filmaba. Pero claro, el que nunca dio clase no tiene idea y cree que es fácil”, comentó Mariano Narodowski, docente y ex ministro de Educación de la ciudad de Buenos Aires.

Flavio Buccino, docente y consultor en educación, adhirió a la mirada anterior: “Es por acá y la fantástica capacidad de convertir ese error en una nueva situación de aprendizaje tal como lo hacemos los maestros en nuestra cotidianidad”.

Por su parte, Karina Galperin, profesora de la Universidad Torcuato Di Tella, planteó: “Como docente y ex alumna, les doy una calurosa bienvenida a quienes descubren ahora que quienes enseñan suelen equivocarse cuando dan clase, incluso sobre sus propios temas de especialidad”.