Nicolás Trotta: “La evidencia fue construyendo que el nivel de contagio no es marcado en los niños”

El ministro de Educación buscó justificar el cierre de las escuelas durante la pandemia y señaló que la información que existe actualmente del coronavirus “es distinta a lo que sabía la humanidad en el mes de marzo, cuando el mundo se cerró”

En medio de las críticas de padres y docentes contra su gestión por haber decidido mantener las escuelas cerradas durante varios meses, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, defendió este domingo las medidas que tomó su cartera durante la pandemia del coronavirus y señaló que ahora “la evidencia fue construyendo que el nivel de contagio no es marcado en los niños”, pero argumentó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) opinaba distinto meses atrás.

“Hoy la OMS plantea la centralidad de sostener abiertas las escuelas frente a la segunda oleada (de infectados) que está teniendo Europa, pero no es lo que decía en agosto, cuando marcaba que ese eran un lugar de mucho contagio. Entonces, esta evidencia también implica decisiones distintas”, señaló el funcionario.

Entrevistado por Fabián Doman en la pantalla de América, el titular de la cartera educativa sostuvo que ese dato “es distinto a lo que sabía la humanidad en el mes de marzo, cuando el mundo se cerró”.

“Estábamos en el medio de una pandemia y la evidencia nos daba dudas. Europa aprendió en la segunda oleada que había que tener mayor apertura en el mundo laboral y que tienen que estar abiertas las escuelas como factor de organización social. La evidencia fue construyendo que el nivel de contagio no es marcado en los niños y en las niñas, pero no es lo mismo que decía la OMS en agosto”, justificó.

En este sentido, el funcionario insistió en que la información sobre el coronavirus “ha sido cambiante y ha implicando un proceso de aprendizaje en la Argentina y en el mundo de cómo abordar esta problemática”.En gran parte del país no hay clases presenciales desde el comienzo de la pandemia (EFE)
En gran parte del país no hay clases presenciales desde el comienzo de la pandemia (EFE)

Por esta razón, aseguró que “los pasos que están dando en el hemisferio norte en este momento, en una época distinta del año para ellos, también es un aprendizaje de cara al ciclo lectivo” del año próximo.https://777c16e46f79b921ba7a0172d0a4513b.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

El ministro se expresó de esta manera luego de las críticas que recibió por haber mantenido a los alumnos varios meses sin clases presenciales, lo que este sábado motivó incluso una movilización de padres a la Quinta Presidencial de Olivos en reclamo de la reapertura de los colegios.

Una semana antes, otras familias y docentes autoconvocados se manifestaron en el Patio Olmos y frente a la Legislatura de la ciudad de Córdoba para reclamar que la educación sea declarada una actividad “esencial”.

Los impulsores de la protesta, nucleados en el grupo Padres Organizados Córdoba, plantearon que es prioritario que los niños y adolescentes puedan regresar a la escuela antes de que termine el ciclo lectivo que se vio interrumpido por la pandemia de coronavirus.Protesta de padres frente a la Quinta de Olivos (Twitter: @patriciojorge70)Protesta de padres frente a la Quinta de Olivos (Twitter: @patriciojorge70)

Sin hacer mención a estas manifestaciones, Trotta aseguró que en muchos lugares de la Argentina los estudiantes “ya están volviendo” a las aulas, aunque reconoció que “en algunos casos hay que acelerar el regreso” y adelantó que “el año próximo la presencialidad va a ser la norma”.

“Nosotros nos imaginamos que en el mes de marzo va a haber un regreso masivo a las clases en todo el país. Hay dos distritos que van a empezar en febrero, la Ciudad de Buenos Aires y Jujuy, y luego, gran parte de las provincias lo harán el primero de marzo. Todas ellas plantean lo que dicta la ley, que son los 180 días de clase, al menos”, precisó.

Sobre este punto, detalló que las autoridades nacionales creen que para ese momento ya va a haber “una realidad epidemiológica mucho mejor a la que estamos transitando hoy” y remarcó que “el Gobierno ha priorizado en el proceso de vacunación a los docentes” para que puedan volver a trabajar sin riesgo.

Por último, aclaró: “Nosotros establecimos que no va a haber promoción automática, no es que los chicos van a pasar como si nada, todo lo que quedó pendiente se va a transitar entre lo que queda del 2020 y en el 2021 y ahí van a tener que acreditar todos los aprendizajes, por eso vamos a tener un verano intenso, sobre todo con aquellos alumnos que no han tenido vinculación con la escuela”.