Los ocho funcionarios que Alberto Fernández respaldó en medio de las críticas por la gestión de la emergencia sanitaria

“Mis ministros no están ausentes”, aseguró el Presidente. El elogio particular a Victoria Tolosa Paz: “Ella no pide permiso, ni a mí me pide permiso”

En simultáneo con la reunión que encabezó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, con sus pares de la provincia y la ciudad de Buenos Aires, Carlos Bianco y Felipe Miguelpara coordinar las próximas medidas para contener el impacto del coronavirus, el presidente Alberto Fernández realizó en Avellaneda una fuerte defensa de su gabinete en medio de las críticas por la gestión de la pandemia del coronavirus y la emergencia sanitaria.

De manera puntual, el mandatario elogió a Matías Kulfas (Producción), Daniel Arroyo (Desarrollo Social), Matías Lammens (Turismo), Nicolás Trotta (Educación), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Tristán Bauer (Cultura), Jorge Ferraresi (Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación Argentina). “Muchas veces leo que los ministros están ausentes; no están en los canales de televisión, pero ausentes no están, están todo el día trabajando”, afirmó.

También hizo una mención especial para la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz. “Ella no pide permiso, ni a mí me pide permiso. Y está bien. Ella tiene una preocupación, que es la gente que tiene hambre y está obsesionada, y va a cada rincón del país para ver de qué modo puede ayudar”.

“Lo mismo hace ‘Kato’ (por Katopodis), cuando va a buscar las obras que hacen falta para el desarrollo; eso es lo que hacemos todos”, agregó el mandatario, y completó: “Somos un gran equipo de trabajo, le ponemos mucha garra. ¿A veces nos hace falta más? Es muy posible. ¿Que algunos de nuestros ministros lo pasan peor que otros? Seguro, porque al ministro de Turismo le cuesta muchísimo promover el turismo en la pandemia; al de Cultura le cuesta muchísimo promover la cultura cuando los teatros y los cines están cerrados; el ministro de Educación está lidiando todos los días con la realidad que nos toca vivir, y nos reinventamos”.Cafiero, Bianco y Miguel en la Casa Rosada 
(Jefatura de Gabinete)Cafiero, Bianco y Miguel en la Casa Rosada (Jefatura de Gabinete)

Alberto Fernández entregó viviendas en el barrio Saladita, de Avellaneda, junto a Ferraresi y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, acto en el que volvió a criticar la gestión de Mauricio Macri. “Cada vez que vengo a estos barrios, muchas de estas casas quedaron prácticamente terminadas en diciembre de 2015. ¿Cómo es que no se terminaron? La única respuesta que le encuentro es el odio. Que alguien odie tanto que prefiera que las casas queden vacías a que alguien recuerde quién las hizo”, sostuvo.

El mandatario, además, destacó el trabajo que realiza Kicillof en la provincia de Buenos Aires: “Cuando hablé por primera vez nos gruñimos. Yo le criticaba cosas y él se defendía. Me invitó a comer a una parrilla en una esquina y cuando terminó la reunión le dije: ´Qué pena no haber trabajado con vos. Ojalá algún día podamos trabajar juntos´. Me estoy dando ese gusto todos los días”.

Del encuentro, además, participaron el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, la ministra de Género, Mujeres y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y la titular de AYSA, Malena Galmarini.Personal médico realiza controles a un paciente con COVID-19 en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Posadas (EFE)Personal médico realiza controles a un paciente con COVID-19 en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Posadas (EFE)

LA SITUACIÓN SANITARIA

Por otro lado, y con relación a la situación sanitaria, el infectólogo Tomás Orduna, que integra el comité de expertos que asesora al Gobierno ante la pandemia de coronavirus, consideró hoy que se debe hacer “un esfuerzo contundente de tres semanas” para intentar bajar la cantidad de contagios en el marco de la segunda ola de casos de COVID-19.

El especialista pidió al Gobierno “profundizar la fiscalización de las restricciones”, al sostener que durante el fin de semana “se vieron aforos que no eran los recomendados”.

“Hemos visto en el AMBA el fin de semana muchos incumplimientos dentro de la gastronomía, que está muy golpeada por el cierre prematuro a las 20:00, pero es lo que tenemos que hacer para poder sostener en pos de un descenso de números que aún están muy lejos de ser los adecuados”, manifestó Orduna.

Además, el infectólogo también señaló que durante la reunión mantenida con el Gobierno el pasado lunes “se apostó a continuar con las medidas que se tomaron el 16 de abril pasado”, tras considerar que se “están viendo los primeros impactos” de esas restricciones.

“Hay que hacer un esfuerzo contundente de tres semanas. Hay que continuar dos o tres semanas con las medidas. Se debería prorrogar el DNU para que sea contundente”, destacó el jefe del Servicio de Medicina Tropical y Medicina del Viajero del Hospital Muñiz.

Y añadió: “Tenemos algunos números que podrían estar reflejando lo que sucedió en medio de las restricciones, pero fueron medidas más light, que no dan resultado porque no alcanzan las camas”.

En ese sentido, explicó que “las terapias son internaciones de dos a tres semanas”, por lo que consideró necesario “bajar los contagios a números menores de 10 mil casos para mediados de mayo”.

“Si me quedo en 20 mil por día, no hay sistema que aguante”, alertó.

Sobre la polémica entre el Gobierno porteño y Nación respecto a la presencialidad en las escuelas, Orduna aseguró que se trata de “una disputa política”. Y agregó: “Lamentablemente hay una parte minoritaria, pero muy ruidosa, de la población que necesita que le recuerden continuamente que debe cumplir las medidas”.