Delfina Pignatiello respondió a la agresión que sufrió en las redes sociales: “A la sexualización hay que ponerle un freno”

La nadadora argentina se mostró firme luego de recibir diversos comentarios ofensivos durante una transmisión en vivo en Instagram.

Delfina Pignatiello sufrió agresiones al mostrar una rutina de entrenamiento en sus redes sociales
Delfina Pignatiello sufrió agresiones al mostrar una rutina de entrenamiento en sus redes sociales

Las medidas de aislamiento social obligatorio a raíz de la pandemia de coronavirus han alejado a Delfina Pignatiello del lugar que más ama: la pileta de natación. De todos modos, la joven nadadora argentina sigue entrenando en la intimidad de su hogar con el objetivo de estar lista para el momento en que se levanten las restricciones y pueda volver al agua.

La campeona panamericana ha encontrado en las redes sociales un canal para seguir en contacto con sus fanáticos. A través de sus perfiles comparte cuestiones de su vida diaria y hasta organiza sorteos. Sin embargo, en las últimas horas, atravesó una situación incómoda y totalmente repudiable.

La nadadora denunció que la sexualizaron en los comentarios de la transmisión en vivo
La nadadora denunció que la sexualizaron en los comentarios de la transmisión en vivo

Pignatiello hizo una transmisión en vivo de Instagram para mostrar parte de su entrenamiento. Durante la emisión, hubo muchos comentarios ofensivos hacia su persona y agresiones basadas en su condición de mujer. Esto motivó una fuerte respuesta por parte de la joven de 20 años.

“Bancarse los chistes y el hate (odio) en las redes es una cosa, pero a la sexualización sí hay que ponerle freno. Hay un límite”, escribió la nadadora en su cuenta de Twitter, en la que la siguen más de 100 mil personas. En Instagram -donde supera el medio millón de ‘followers’- publicó una historia en el mismo sentido: “Recibí una gran cantidad de comentarios ofensivos en el vivo de hoy. También hubo comentarios en vivo sexualizándome y no me lo merezco. (No pude bloquearlos en el momento porque estaba entrenando). Una vergüenza y me siento decepcionada. No sé si seguiré haciendo vivos y menos entrenando. Gracias a todos los que me bancan y apoyan siempre”.

La atleta dejó en claro que este tipo de agresiones y de comentarios no solicitados sobre su cuerpo podrían alejarla de uno de sus hobbies, que es contactarse con sus seguidores a través de las redes. Su popularidad y su visibilidad no la eximen de las ofensas que suelen recibir las mujeres en diferentes ámbitos y que, muchas veces, las obligan a cambiar sus hábitos o incluso a dejar actividades que les resultan agradables. Sin embargo, ‘Delfi’ pudo alzar su voz y señalar públicamente el hecho, lo que motivó muchas muestras de apoyo de parte de su seguidores.