Argentina, poco atractiva para ejecutivos: ganan 60% más en el exterior

La devaluación llevó los ingresos de los directivos de empresas a nivel de los más bajos. La falta de perspectivas también alienta el éxodo.

Realidad. Los ingresos de los ejecutivos locales están en los niveles más bajos de los últimos años. Es por eso que buscan reubicarse en países de la región. 

Realidad. Los ingresos de los ejecutivos locales están en los niveles más bajos de los últimos años. Es por eso que buscan reubicarse en países de la región. 

La situación económica golpea a todos por igual y el segmento de los altos ejecutivos no es la excepción. Es por eso que la Argentina está dejando de ser un lugar atractivo para personal de dirección, por lo que muchos buscan nuevos destinos para crecer. Una forma de medir la realidad de los CEO en relación con otros países es por su nivel de ingresos y en esa comparación quienes trabajan en el país, salen perdiendo.

Según estimación de consultoras de head hunter, los ingresos en los cargos más altos de las corporaciones se llegan a pagar en el exterior entre el 30% y el 60% más que el puesto similar en el país. En el primer escalón de la escala se ubican países de la región como Brasil y Chile, dos plazas tradicionalmente codiciadas. Incluso, en los últimos tiempos, Uruguay, Perú o Colombia son también plazas tentadoras. La diferencia más grande se da con Europa (España es el país con más posibilidades de emigrar) o Estados Unidos.

La crisis económica, la devaluación, la incertidumbre política y la falta de perspectiva hacen un combo explosivo para que la búsqueda de puestas fuera de las fronteras sea una tendencia que crece. Otro de los motivos que influyen en gran medida es que muchas empresas multinacionales están concentrando en Brasil su conducción regional por lo que le quita peso al ejecutivo a cargo de la filial argentina. Por un lado pierde autonomía al reportar a su jefe en el país vecino, y por el otro la proyección es mucho menor. Esa falta de incentivo de crecimiento, que funciona como un techo en el crecimiento profesional está haciendo que se busquen otros horizontes.

La comparación de ingresos es lapidaria. “Hoy, los directivos de empresas en la Argentina tienen un nivel de ingresos de los más bajos en el comparativo histórico. En este punto juega un papel clave la devaluación del peso de los últimos dos años. La perspectiva de una recuperación no se ve en el corto plazo. Es cierto que los niveles de gastos en otros países son mayores pero, en el balance final, se estima que la capacidad de ahorro en el exterior es entre dos o tres veces superior a la que se puede tener en la Argentina. Un country manager de una multinacional puede tener un ingreso anual de u$s150.000 hasta u$s500.000 al cambio oficial. Es decir que parte de una base de $10 millones por año. A esto hay que sumarle el bonus que se otorga en las grandes empresas, que puede representar 30% o 40% del ingreso anual. Pero este “premio” está sujeto a los resultados de la compañía que, en un contexto de años de recesión, y con la volatilidad de la Argentina muchas veces es muy difícil lograr. En otros países, si bien no está asegurado, es mucho más probable obtener ese bono.