Joe Biden anunció la eliminación de restricciones de edad para recibir la vacuna contra el COVID-19

El mandatario estadounidense se dirigió al país este jueves con un discurso de esperanza ante la pandemia y anunció que EEUU tendrá suficientes dosis para todos los adultos a partir de 1 de mayo

El presidente de EEUU, Joe Biden, durante su primer mensaje a la naciónEl presidente de EEUU, Joe Biden, durante su primer mensaje a la nación

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció la eliminación de las restricciones de edad para recibir la vacuna contra el COVID-19, durante lo que fue su primer mensaje a toda la nación defendió su gigantesco plan de estímulo económico, pero también destacó los progresos en la vacunación contra el COVID-19, que vislumbran una vía de salida ante la pandemia.

“Doy la directiva a los estados, tribus y territorios para que todos los mayores de 18 estén habilitados para recibir la vacuna contra el COVID-19 a partir del 1 de mayo”, anunció Joe Biden desde la Casa Blanca.PUBLICIDAD

“Si todos hacemos nuestra parte, este país será vacunado pronto. nuestra economía se recuperará. los niños regresaron a la escuela y demostraron una vez más que este país puede hacer cualquier cosa”, destacó el mandatario.

“Sabemos lo que tenemos que hacer para vencer a este virus. Decir la verdad y seguir a la ciencia”, dijo Biden durante su primera alocución al país.

“Escuchen al Dr. Fauci, una de las voces más distinguidas a nivel global. Nos aseguró que las vacunas son seguras”, sugirió Biden durante su mensaje. “Si todos cumplimos con nuestra parte, hay un buen chance de que el 4 de julio podamos juntarnos en pequeños grupos para celebrar el día de la independencia”, agregó el presidente de EEUU.

En el día 50 de su mandato, el presidente hizo su primera alocución solemne en horario estelar, a las 20 (hora local, 1 GMT del viernes).

“Cuando asumí la presidencia hace 50 días, 8% de los mayores de 65 años se habían dado la primera dosis. Hoy esa cifra es superior al 65%”, aseguró el mandatario norteamericano.

Horas antes de comenzar su mensaje a la nación, funcionarios de la Casa Blanca adelantaron queBiden anunciaría que las vacunas contra el COVID-19 estarán disponibles para todos los estadounidenses adultos antes del 1 de mayo, y no solo para los mayores, los trabajadores de salud y los que pertenecen a grupos de riesgo como en la actualidad, de acuerdo a los criterios de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).Biden advirtió que a los estadounidenses durante su primer mensaje:  "Si no seguimos atentos, tal vez tengamos que volver a imponer restricciones. No queremos hacer eso"Biden advirtió que a los estadounidenses durante su primer mensaje: «Si no seguimos atentos, tal vez tengamos que volver a imponer restricciones. No queremos hacer eso»

“Tendremos suficientes vacunas para todos los adultos de Estados Unidos en mayo, meses antes de lo planeado”, anunció el presidente norteamericano.

“Esta es la verdad. La única manera de recuperar nuestras vidas y volver a encarrilar la economía es vencer al virus”, explicó el presidente. “Hay verdaderas razones para tener esperanzas, les prometo”, aseguró. “Vemos la luz al final del túnel”.

Biden hizo una advertencia importante durante sus palabras al asugarar que: “Si no seguimos atentos, tal vez tengamos que volver a imponer restricciones. No queremos hacer eso”.

“Sé que ha sido difícil. como te he dicho antes”, aseguró el mandatario demócrata. “Llevo una tarjeta en mi bolsillo con el número de estadounidenses que han muerto de covid hoy, muertes totales en Estados Unidos, más de 527.000″, anunció.Un profesional de la salud vacuna a un hombre contra el coronavirus, el 10 de febrero del 2021 (EFE/EPA/ETIENNE LAURENT)
Un profesional de la salud vacuna a un hombre contra el coronavirus, el 10 de febrero del 2021 (EFE/EPA/ETIENNE LAURENT)

El presidente, que habló la noche de este jueves desde la Casa Blanca, también abordó la posibilidad de que los estadounidenses se reúnan “en pequeños grupos” en el feriado nacional del 4 de julio, y avanzará para habilitar a dentistas, asistentes médicos, veterinarios y estudiantes de medicina como vacunadores para agilizar la campaña, de acuerdo al Washington Post.

“Hemos estado trabajando con los fabricantes de vacunas para comprar millones de dosis. Johnson & Johnson está trabajando con un competidor, Merck, para aumentar su capacidad (…) estos competidores se han unido por el bien de la nación y deben ser aplaudidos por ello”, destacó Biden.

El esperado plan de estímulo

Pese a la oposición en bloque de los republicanos, que denuncian gastos excesivos, los demócratas -que son mayoría en la Cámara de Representantes- adoptaron el miércoles un plan de 1,9 billones de dólares, un monto que equivale al PIB de Italia. Celebrando “una victoria histórica para los estadounidenses”, Biden dio a conocer su intención de defender este plan, que firmará el viernes, por todo el país.

Su discurso a la nación tuvo lugar exactamente un año después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la pandemia de COVID-19.

El virus ha causado más de 525.000 muertes en Estados Unidos y la primera economía mundial se contrajo un 3,5% el año pasado, su peor comportamiento desde la Segunda Guerra Mundial.

Gracias a la luz verde del Congreso, millones de estadounidenses recibirán nuevos cheques de ayuda directa por un monto global de unos 400.000 millones de dólares. El plan extiende además hasta septiembre ayudas excepcionales por desempleo que expiraban el 14 de marzo. Y dedica 126.000 millones de dólares a escuelas, desde preescolares a liceos, para apoyar su reapertura pese a la pandemia, así como 350.000 millones para estados y agrupaciones locales.

En medio de una campaña de vacunación a toda máquina, la Casa Blanca anunció que quiere comprar 100 millones de dosis adicionales a Johnson & Johnson, lo que doblaría la cantidad ordenada por Estados Unidos a esta empresa farmacéutica.Producción de la vacuna de Johnson & Johnson (Reuters)Producción de la vacuna de Johnson & Johnson (Reuters)

El país ya ha realizado pedidos para recibir hasta fin de mayo las dosis necesarias para vacunar a la totalidad de los adultos estadounidenses, gracias a dos otras vacunas autorizadas -la de Pfizer/BioNTech y la de Moderna-, de las que el gobierno estadounidense ha ordenado 300 millones de dosis de cada una.

Pero el presidente insiste en la necesidad de prepararse para eventuales contratiempos. “Necesitamos de una flexibilidad máxima (…) Muchas cosas pueden pasar y debemos estar listos”, aseguró. “Si tenemos un sobrante, lo compartiremos con el resto del mundo”, dijo también.

“Les lo prometo, que saldremos más fuertes, con la fe renovada y el compromiso mutuo con el país. Esto es EEUU y no hay nada que no podamos hacer cuando lo estamos juntos”, setenció Biden en su discurso desde la Casa Blanca.

Trump reclama crédito

Esta gestión de la pandemia contrasta con la de su predecesor en el cargo, Donald Trump, quien llegó a reconocer que había minusvalorado adrede la gravedad de la covid-19 en los primeros meses de la pandemia para que no cundiera el pánico.

Desde su club de Mar-a-Lago, en Florida, su predecesor republicano intentó ponerse nuevamente bajo los focos la noche del miércoles. “Espero que todos los estadounidenses recuerden, mientras reciben la vacuna contra el COVID-19, que si yo no hubiera sido presidente, no estarían recibiendo esa magnífica inyección sino en cinco años, como muy pronto”, escribió en un breve comunicado.

“Yo espero que todo el mundo se acuerde”, agregó Trump, quien pese a su derrota al final de su primer mandato, no descarta presentarse nuevamente como candidato en 2024.