Misiones se suma al pedido mundial de No hacer Turismo

Cataratas del Iguazú, Saltos del Moconá, las Misiones Jesuíticas, la Selva Misionera, la Cruz de Santa Ana y Posadas, entre tantos otros, son los atractivos turísticos de la tierra colorada y, en consecuencia, su gran motor económico; sin embargo, hoy, por prevención y precaución, se encuentran cerrados. Reprogramar el viaje, rediseñar la experiencia, son los consejos para una visita segura. La historia se está escribiendo a nivel global bajo las leyes de la peripecia y el reconocimiento.

El estado de cosas cambia de minuto a minuto. Lo que hasta hace unas semanas parecía importante, hoy ni siquiera ocupa la izquierda de las páginas de diarios. La pelota y el cine han dejado de rodar; los bares, boliches y casinos se han transformado en peligrosas trincheras. Las calles de Venecia hoy se descubren con peces. El planeta ha tomado la palabra, y la tierra colorada, su portavoz de este lado del mundo, se pone a disposición.

#QuedateEnCasa #YoMeQuedoEnCasa, el mensaje es claro, concreto, sencillo. Urgente. Quedarse en casa es la premisa. Parar la pelota, pensar en conjunto, zanjar las diferencias, identificar lo importante, son las tareas para el hogar, y éste es un maestro que, al parecer, no perdona.

Con esta campaña, Misiones busca sumar conciencia sobre lo verdaderamente importante: cuidar el capital humano del planeta. El turismo no es “a cualquier precio”, y el desenlace de esta historia depende de todos, un “todos” tan global que no registra precedentes.

El escenario por momentos se presenta dantesco, la información aumenta la ansiedad, y el mundo parece no conformarse con “lo dicho”. Las medidas se profundizan y el termómetro de “lo correcto” se presenta dinámico e insuficiente.