Coronavirus: Oscar Herrera Ahuad denunció que la frontera de Iguazú sigue abierta y criticó al cónsul en Foz, calificando como “lamentable lo que están haciendo con los misioneros”

Coronavirus: Oscar Herrera Ahuad denunció que la frontera de Iguazú sigue abierta y criticó al cónsul en Foz, calificando como “lamentable lo que están haciendo con los misioneros”

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuadse mostró molesto por el grupo de argentinos que logró ingresar ayer al país desde Brasil por el puente Tancredo Neves.  “Estamos desprotegidos por el mal accionar de algunos. Hay gente que queda tirada en el puente”, señaló.

Oscar Herrera Ahuad, Gobernador de Misiones.

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, denunció este martes que siguen ingresando personas a la Argentina desde Brasil por Puerto Iguazú, pese a que presidente Alberto Fernández decretó el cierre de fronteras para evitar propagación del nuevo coronavirus (Covid-19) en suelo albiceleste.

En una entrevista con Radio El Destape, Ahuad se mostró particularmente molesto con lo que sucedió en los dos últimos días cuando 17 argentinos intentaron cruzar el Puente Internacional Tancredo Neves desde Foz hacia Iguazú y quedaron “atrapados” en medio de la pasarela donde tuvieron que pasar la noche, hasta que ayer Gendarmería Nacional les abrió paso para que pudieran ingresar a la Argentina.

El mandatario provincial señaló que las personas «hacen avivadas y por distintas maniobras logran pasar» a la provincia y cargó contra el cónsul en Foz de Iguazú Roberto Lafforgue por no contener y hospedar a los argentinos que llegaron hasta esa ciudad.

En Foz de Iguazú llevan a la gente hasta el paso fronterizo, les hacen la salida de Brasil, se dan cuenta que Argentina está cerrada, vuelven y Brasil no los deja entrar y quedan tiradas en medio del puente”, detalló. Luego siguió: “Hay una falla garrafal e inhumana del cónsul. Él sabe que la frontera está cerrada ¿Por qué no le da alojamiento ahí?

Sobre la gravedad que implica para Misiones la frontera abierta, el gobernador lo ejemplificó con el segundo y-hasta ahora- último caso de coronavirus positivo en la provincia, que involucró a uno de los inspectores de los micros chárter que dispuso la Provincia para trasladar a sus ciudades a los argentinos que llegaron del exterior y quedaron varados en Iguazú.

“Pensé que ya se había resuelto el problema, pero ayer se volvió todo para atrás. Tengo una gran decepción… Es lamentable lo que están haciendo con los misioneros”, reiteró.