A 35 años de la histórica goleada de Guaraní Antonio Franco a Boca Juniors

A 35 años de la histórica goleada de Guaraní Antonio Franco a Boca Juniors

Un 21 de abril de 1985 la Franja vencía 6-0 al Xeneize en un encuentro amistoso. Ese duelo es recordado por la pelea entre el delantero del conjunto misionero José Edmundo Villarreal y el defensor rival Enrique Hrabina.

El 21 de abril de 1985 no fue un domingo más en Misiones. Esa fecha quedó grabada a fuego en la historia del deporte misionero gracias a un partido de fútbol amistoso entre el dueño de casa Guaraní Antonio Franco y el poderoso Boca Juniors que visitaba la Tierra Colorada.

Un día como hoy hace 35 años, Guaraní goleó 6-0 a Boca en Posadas en un partido que además de los goles es recordado por una batalla campal que ocurrió al final el primer tiempo y que terminó con un jugador expulsado por lado. También quedó marcado porque a falta de 10 minutos para que termine el encuentro, un futbolista xeneize decidió abandonar el campo de juego y dejó a su equipo con 9 hombres.

En esa histórica tarde, José Edmundo Villarreal por duplicado y Antonio Vidal González adelantaron por tres goles al conjunto misionero. Sin embargo, antes de que se fueran a los vestuarios, el autor de dos tantos para el local protagonizó a una pelea a golpes de puños bajo la lluvia con el defensor visitante Enrique Hrabina. Ambos se fueron expulsados y no salieron a jugar los segundos 45 minutos.

En el complemento, Guaraní se floreó de la mano de Vidal González quien marcó por triplicado en el segundo tiempo y logró un póker de goles contra uno de los dos equipos más grande de Argentina. A falta de diez minutos, el elenco azul y amarillo se quedó con nueve hombres porque Roberto Passucci se retiró del campo de juego enojado por la goleada en contra.

Vidal González 

La bochornosa derrota generó un escándalo en Boca. El equipo regresó a Buenos Aires con una serie de preocupaciones y el DT Alfredo Di Stéfano se reunió con el presidente del club de aquél entonces, Antonio Alegre, y su vice, Carlos Heller, con intenciones de sancionar a los profesionales y expulsar a algunos referentes, aunque esa iniciativa no prosperó.